lunes, 28 de julio de 2014

APUNTES DE HISTORIA 
DEL 
NATHA SAMPRADAYA
(Parte 2)


Amitabha Nath




El Buda Nagarjuna

Buda Nagarjuna

Nagarjuna es verdaderamente un personaje misterioso y sorprendente para los no versados de manera profunda en el Tantra. Generalmente no es sabido que fue divinizado en algunas tradiciones Shaivas del Sur de la India y Cachemira. Tanto Padmasambhava (también llamado Svayambhunatha), el gran Gurú Rimpoche del Vajrayana, como algunos textos tantricos atribuidos a Matsyendranatha, se refieren a Nagarjuna como el fundamento de la doctrina tantrica.

Hay fuertes conexiones entre el shaivismo y el budismo. Nagarjuna fue un mago y brahman shaivita antes de tomar los votos de renunciante (sannyasin) de un “achinta yogi”, que es como se llamaba a los monjes budistas mahayanas. El gurú del Buda histórico fue Pundarika, un maestro shaivita, y la familia Sakya de Nepal, la suya, adoraba a Shiva y a Shakti bajo la forma de Kali. Así ha sido hasta el día de hoy.

Dentro de la escuela Natha hay una tradición que dice que Jusús el Cristo fué discípulo del Buda Nagarjuna, con el nombre de Isha Natha. Él habría sido uno de los 10000 de que habla y venera está escuela. La historia de la vida de Cristo en la India es contada en textos budistas de Hemis Gompa depositados en Ladakh. También, la tradición oral habla de un texto llamado Isha Purana, en el que se describen las enseñanzas y vida de Cristo como Natha.

Antes de Nagarjuna, es posible que existiera una poderosa conexión entre Nathas y Jainas. De hecho, estos últimos dividen sus 24 Tirthankaras en dos grupos, los Swamis y los Nathas, y en los antiguos cuartos de algunos jainistas se han encontrado además Shiva-lingams.


Tres linajes tantricos

De acuerdo a Kulavadhuta Satpurananda, hay tres diferentes linajes tantricos, a saber:

1. El linaje Natha, con dos distintas escuelas, la Aghora Natha de Svayambhunathala, y la Dharsani Natha o Kamphata de Gorakshanatha. La Aghora Natha Sampradaya fue fundada por Svayambhunatha, quien se la transmitió a Matsyendranatha, éste a Jalandharanatha y así en adelante. Gorakshanatha, el fundador de la Dharsani Natha Sampradaya, fue discípulo de Matsyendranatha, aunque él fue castigado por su maestro a enseñar a los Tirthikas o herejes, y le cerro el sendero de Aghoranatha Sampradaya. Sobre esto volveremos más tarde.

2. El linaje de los Tirthikas o herejes, quienes en su momento estuvieron bajo la autoridad de Svayambhunatha, y que comparten los mismos textos: Kularnava Tantra, Mahanirvana Tantra, Tara Rahasya, Bhuta Damara Tantra, etc,...

    3. Los linajes que vienen de Shankaracharya por la vía de la esposa de su discípulo Sureshwaracharya, que también son llamados linaje Dashnami. Esta mujer era una Angira que derroto a Shankaracharya, y en su honor se fundaron los linajes tantricos de la tradición Sri Vidya de “Barati” y “Saraswati”, que rinden adoración a la diosa Tripura Sundari. El tercer linaje que viene de Shankaracharya después de un debate en la ciudad santa de Benarés es el linaje “Giri”, que lleva acabo la práctica de Tara Azul subyugada por Dombipa, quien fue, de acuerdo a Shakaracharya, un chandala encarnación de Mahakala.

Se considera comúnmente que la Natha Sampradaya es un desarrollo de las más tempranas Siddha o Avadhuta Sampradaya, y que se habría originado en el mismo Señor Shiva, llamado “Adinatha” (Señor Primordial), cuyas enseñanzas habría transmitido a través de un linaje de Gurues o maestros espirituales humanos, comenzando con Matsyendranatha y su discípulo, Gorakshanatha.

También se suele citar como orígen divino de la secta a Dattatreya, quien habría sido un avatara (descenso) de la Trimurti hindú (Brahma, Vishnu y Shiva). Los distintos linajes de Sri Vidya, tradición de adoración de la Diosa Laita Tripurasundari, citan en su mayoría a Dattatreya como su originador, lo que conecta espiritualmente Natha Sampradaya y Sri Vidya. Parashurama fue un célebre discípulo de Dattatreya, quien escribió los Parashurama Kalpa Sutras, texto clave de las Upasana y Sadhana de Sri Vidya. Los rituales e imágenes de mediación de Dattatreya lo representan en ocasiones con cuatro perros negros rodeándole, que simbolizan los cuatro Vedas.

Según otra tradición, Dattatreya fue discípulo de Agastha, y Agastha fue discípulo de Adinatha, también llamado Risabha. Adinatha es reclamado por los Shaivitas como su primer Guru, o Shivavatar. Los Jainas también lo reclaman como el primero de sus Gurús, con el nombre, usualmente, de Risavha. Los Shaktas también, como podemos ver si recurrimos al Srividyakarama. El Buda lo aclamó como el primer Buda, Vipassin Buda, del Aeón (ver Anantyasutta). También aparece en el Ramayana, en el que se dice que aparecería antes del Señor Rama, al final de Satya Yuga y en vísperas de Dvapara Yuga. Según algunos eruditos, el Vijnana Bhairava Tantra, obra capital del Shaivismo de Cachemira, sería la última compilación de las instrucciones orales de Adinatha. La consorte de Adinatha fue Tripuraamba, de quien surgieron las generaciones de Tripurasundaris o matriarcas de la antigua India. De cualquier manera, lo que está claro es que Adinatha/Risavha figura en numerosos textos y tradiciones a la cabeza de una serie de corrientes y linajes no-védicos, o incluso abiertamente anti-védicos.


Dattateya

En el Matsyendra Samhita (publicado por la “Asiatic Society” y atribuido al mismo Matsyendranatha) se dice que Matsyendranatha fue discípulo de Svayambhunatha. A su vez, fue el Gurú de Gorakshanatha, Jalandharanatha y consorte de Lalita Sundari, quien fue la cabeza de un linaje de Adi Triramba. El gran maestro tantrico del Shaivismo de Cachemira, Abhinava Gupta, nombra en su obra culmen, el Tantraloka, a Matsyendranatha y a Svayambhunatha como dos de sus Gurues.


La Orden Nava-Natha

Según la tradición recogida por Khyapa Baba (K. Satpurananda), la Nava Natha Sampradaya fue fundado por Svayambhunatha. La Orden de Nava-Natha se basa en los “Nueve Nathas”:

1. Svayambhunatha o Padmasambhava (nacido 693 d.C). El Matsyendra Samhita le declara como una encarnación de Shiva o Shivavatar, y de él arrancan las tradiciones Natha y Vajrayana.

2. Matsyendranatha, discípulo de Svayambhunatha.

3. Jalandharanatha o Jalandharipa, discípulo de Matsyendranatha.

4. Gorakshanatha, que fue discípulo también de Matsyendranatha. Según algunas tradiciones recogidas por Khyapa Baba, Gorakshanatha trató de ponerse por encima de su Gurú, por lo que fue castigado y sólo le fue permitido ser un Natha Guru de Dakshinachara. Así, esta tradición de Gorakshanatha es llamada “Darshaninatha” o “que tiene apariencia de un Natha”, mientras que la verdadera tradición Natha es llamada “Aghoranatha” o “el Natha que está Más Allá de la Ilusión”.

5. Kanhanatha o Kanhipa, discípulo de Jalandharanatha.

6. Humkaranatha, discípulo de Svayambhunatha.

7. Vajragarbhanatha, discípulo de Svayambhunatha.

8. Trailokyanatha, también llamado Tilopa, que fue el Gurú de Naropada, o Naropa.

9. Shantinatha o Shantipa, discípulo de Naropa y rector de la Universidad budista de Nalanda.

Como tendremos la oportunidad de ver dentro de poco, este interesante listado proporcionado por Kulavadhuta Satpurananda difiere sensiblemente de los que podemos encontrar desde otras fuentes del Natha Sampradaya, y muestra fuertes conexiones con el Tantra Budista o Vajrayana.


Los Nava-Nathas y los 84 Siddhas

Nava-Nathas y 84 Siddhas

Los Nava-Nathas representan los elementos primordiales de la creación, así como distintas energías divinas o deidades que encarnan para transmitir determinadas enseñanzas espirituales a la humanidad.

De la misma manera que en las escuelas esotéricas de Occidente se habla de los “Jefes Secretos” como iniciados de altísimo nivel, muchas veces desencarnados, que guían espiritualmente a la humanidad, en el Natha Sampradaya aparecen los Nava-Nathas o Nueve Nathas (Nueve Señores), como Yoguis-Siddhas que alcanzaron la iluminación espiritual y desde un plano de existencia trascendental en el que están envueltos en cuerpos espirituales solares, guían a los sadhakas en sus prácticas espirituales y en sus vidas. Ellos, además, pueden tomar cuerpos materiales para comunicarse y relacionarse con nosotros.

También pueden residir en mundos divinos creados por sus propias mentes donde se deleitan en placeres trascendentales, interviniendo desde esos planos o encarnando físicamente cuando sea necesario prestar su ayuda a grupos espirituales determinados, iniciados tantricos o maestros. A continuación presento otra versión de los Nava-Nathas, esta vez una lista que proviene del Nath-Rahasya, una escritura tantrica Natha:

Adi Nath: significa el “Señor Primordial” o "Primero", considerado como el Señor Shiva, Datattreya, o Rishabha Dev. Los Shastras lo representan morando en la montaña mística Kailash, la contraparte etérica y espiritual de las mismas montañas físicas de Mansarovar Kailash, y sus símbolos son el toro celeste de luz y el rosario de rudraksha (rudrakshamala). Es la encarnación de la Luz Eterna y el Guru y Yogui Primordial que encarnó, según nuestra Tradición, para gobernar este sistema solar. Representa el elemento primordial Fuego (Agni).
Gorakh Nath (o Shiva-Goraksha Nath): Gorakshanatha fue una encarnación humana del Señor Shiva que tomó la forma de un niño surgido del montón de cenizas en la basura para contestar a las oraciones de Macchendra Nath, que pedía un discípulo capacitado para transmitirle las enseñanzas tantricas, además de que se le fuera concedido a una mujer el deseo de tener un hijo. Gorakshanatha fue el Guru-yogui que sistematizó en gran parte las enseñanzas de la Natha Sampradaya y fundó las doce principales sectas o Panth. Él transmitió muchas enseñanzas a los iniciados, como el Hatha Yoga y Kundalini Yoga. Muchos piensan que Él es el mismo Siddha inmortal “Babaji”, renombrado como “maestro de maestros”. Sus símbolos característicos son el Trishula (tridente) y los pendientes Kundal.
Gaja Kanthad Nath: Él es una encarnación humana del Señor Ganesha y viene con el poder de derribar los obstáculos en la vida del sadhaka. Él concede riddhi (prosperidad) y siddhi (poder espiritual) a aquellos que son dignos. Sus símbolos son un elefante y un ratón.
Udaya Nath: Fue una encarnación humana de la diosa Parvati, la diosa “nacida de las montañas” esposa del Señor Shiva y la Madre Divina (shakti) del Universo. El poder y la presencia espiritual de la Madre Divina son irradiadas por todas partes de la tierra en los diversos Shakti pithas (vórtices de luz, santuarios de la diosa) y Udaya Nath también es la encarnación del elemento primordial de la Tierra (Prithivi). El símbolo asociado con él/ella es un rosario de coral rojo y la estrella de ocho puntas o loto que representa los ocho brazos de la Madre Divina (Asta-bhuja).
Achal Achambhay Nath: Él es llamado el Señor de la Inmortalidad, y fue la encarnación humana del Dios mono Hanuman. Él enseña a través del servicio desinteresado y dirige a aquellos cuyo camino primario de desarrollo espiritual es a través del "Servicio" (llamado "Karma Yoga"). También se dice de él que es una encarnación del Rey de las Serpientes, y a veces toma la forma de una serpiente. Representa el elemento primordial de Aire (Vayu). Su símbolo es una serpiente.
Siddha Chaurangi Nath: Se dice que Él ha sido un príncipe llamado "Puran" cuyos miembros fueron cortados, y más tarde por la ayuda y guía de sus Gurúes Macchendranath y Gorakhnath aprendió las prácticas de pranayama (control de la respiración) y yoga. Después de practicar austeridades intensas durante muchos años fue capaz de desarrollar su cuerpo inmortal de luz y restaurar todos sus miembros de nuevo. Su disciplina es un ejemplo para que todos los que tengan deficiencias físicas o problemas corporales no se desalienten de llevar a cabo el camino espiritual. Él es un Señor de la Vegetación, y trae la energía del crecimiento. Su símbolo es un árbol y un pozo.
Santosh Nath: Él es una encarnación humana del Señor Vishnu, el Sustentador y Preservador del Cosmos. Él porta una gran energía para realizar los deseos y los anhelos de los devotos. Es un Señor de la Gratificación y trae el contentamiento. Sus símbolos son el loto, caparazón de concha, maza, y el sudarshana chakra (rueda).
Matsyendra Nath: se dice que Él fue un pescador que fue tragado por un pez enorme o ballena. Mientras estaba en el vientre del pez en el fondo del océano pudo oír casualmente al Señor Shiva explicando a su esposa Parvati enseñanzas secretas del Nath Tantriko y la escuela Kaula de Tantra. Matsyendra Nath practicó estas enseñanzas Kaula dentro del vientre del pez y se convirtió en un ser totalmente iluminado. Después de transmitirle las enseñanzas Kaula, cuando Shiva le preguntó a Parvati si ella había entendido la doctrina transmitida, Matsyendra Nath contestó con el mantra "AUM". El Señor Shiva le bendijo, le liberó del vientre del pez, y le dio la misión de extender las enseñanzas Nath y Kaula por el mundo. Se considera que él ha sido un poderoso hechicero con poderes sobrehumanos. En Nepal es adorado como una encarnación humana de Avalokiteshvara, el Bodhisattva de la Compasión, también llamado Chenresi en tibetano y Kuan Yin en chino. Su símbolo es un pez y fue el maestro de Gorakh-Nath. A diferencia de Gorakh-Nath, se dice que él ha tenido una consorte y ha vivido la vida de un cabeza de familia.
Satya Nath: Él es una encarnación humana del Señor Brahma, el Dios de la Creación, y trae el poder de la Verdad. Su símbolo es un kamandal (tarro de agua) y representa el elemento primordial del Agua (Apas).
Según una tradición, los Nava Nathas serían una encarnación de los Nueve Narayanas, emanaciones del Señor Narayana que tienen distintas funciones en las actividades del mundo.

También, están los 84 Mahasiddhas, que han sido Maestros iluminados que han transmitido estas enseñanzas. Los 84 Mahasiddhas aparecen también en el linaje Vajrayana del budismo tantrico tibetano, lo que claramente conecta ambas tradiciones, Vajrayana y Natha Sampradaya.



La Orden Darshaninatha


La Orden Darshaninatha de Gorakshanatha da varios listados diferentes de los Nueve Nathas, coincidiendo solo los cuatro primeros. Según Khyapa Baba, Gorakshanatha falló en que trató de dar enseñanzas a su propio Gurú y hermanos más avanzados sin tener más que un nivel inferior de conocimiento espiritual. Por ello fue “desterrado” por Matsyendranatha del Aghoranatha Sampradaya y castigado a llevar los darshan o pendientes en sus orejas, aunque se le permitió fundar el Darshaninatha Sampradaya para que corrigiera a los Tirthikas, aquellos que se habían desviado de las enseñanzas y sostenían visiones y prácticas incorrectas de estas.

Otra historia muy diferente es la que cuenta Sri Bhuthnath Yogi Aughar Pir en referencia a los “Darshan” o pendientes que llevan los yoguis de la Orden Darshaninatha: Matsyendranatha era un pescador de Bengala que fue tragado por un gran pez, o una ballena. Esta ballena fue, llevando en su vientre a Matsyendranatha, al fondo del océano, y allí, de forma inadvertida, Matsyendranatha pudo escuchar como Shiva Mahadeva entregaba las elevadas enseñanzas Kaula a Parvati, quien escuchaba un tanto aburrida. Al final de la enseñanza, el Señor Shiva preguntó a Parvati: “¿Has comprendido?”. A lo que Matsyendranatha respondió: “¡Sí!”. Entonces fue sacado del pez, y pudo contemplar el aspecto físico del Señor Shiva, y vio que éste llevaba grandes pendientes en Sus orejas. Matsyendranatha le pidió a Shiva que él también quería llevar esos pendientes, por lo que el mismo Señor se los puso, convirtiéndose de esta manera los “darshan” o pendientes en un signo característico de esta tradición de los Nathas. Esta historia hace de los darshan una característica ritual e iniciática del Natha Sampradaya que se origina en el mismo Matsyendranatha, y no un “castigo” característico de la Orden Darshaninatha por parte de Masyendranatha. De cualquier manera, normalmente los darshanas habitualmente constituye un signo de Sannyas o renuncia al mundo, pero existen yoguis de algunas sectas o sub-sectas Natha, como los llamados Vairagis, por ejemplo, que llevan pendientes pero están casados.

Otros pocos yoguis y sub-sectas no tienen la costumbre de perforar las orejas e insertar los darshan como acto ritual, Shri Gurudev Mahendranath, por ejemplo, no llevaba darshan en las orejas, además de que afirmó en varias ocasiones que su secta, la Adinatha Sampradaya, tenía la costumbre de llevar ropajes de color negro, característica de los Aghoris del Aghoranatha Sampradaya y de muchos Aghoris en general, que incluso pueden no estar conectados con el Natha Sampradaya.


La manifestación de Gorakshanatha

En la Orden Darshaninatha se cuenta una interesante historia sobre el advenimiento de Gorakshanatha. En cierta ocasión, una mujer que estaba deseando tener un hijo pero no lo conseguía, recibió la visita de Matsyendranatha, quien le pidió comida. Ella le dio alimentos, y Matsyendranatha le dijo que pidiera un deseo, porque se le concedería. Ella dijo que su mayor anhelo era tener un hijo, así que Matsyendranatha saco de su bolsa un poco de ceniza de su Nath Dhuni (fuego sagrado) y se la dio a ella, diciéndole que se la comiera, y que esto haría que quedara encinta.

La mujer, muy ilusionada, fue a su marido, le contó lo que le había sucedido, y le enseñó la ceniza que le había dado Matsyendranatha. Pero el marido entonces empezó a decirle que todos estos eran unos falsos yoguis y para nada seres espirituales o iluminados, y le ordenó que se deshiciera de la ceniza. Ella, obediente a su marido, fue y tiró la ceniza a un montón de basura que había en cierto lugar y se olvidó de ella.

Pasaron muchos años, y un día Matsyendranatha pasó por donde vivía la mujer. Entonces le preguntó por el niño, y ella dijo que no había ningún niño, que había arrojado la ceniza a un montón de basura. Matsyendranatha le pidió que le llevara al montón de basura, y cuando llegaron, dijo “Agay agay, Gorakh jage” (‘Ven, ven, y despierta, Oh Gorakh’). Entonces Gorashanatha surgió de la ceniza y se convirtió en su discípulo. Esta historia hace nacer a Gorakshanatha de la ceniza del fuego de un Dhuni, de la Luz del mismo Señor Supremo, y por lo tanto, una encarnación de Shiva en el plano material, como es considerado por la mayor parte de los Nathas.

Muchos piensan que el nombre Goraksha significa “nacido de la suciedad”, pero esta es una malinterpretación de un antropólogo llamado George Weston Briggs. Realmente, Goraksha significa Go-Raksha, “el protector de las vacas”, siendo aquí las vacas la representación de los sentidos. Goraksha es, entonces, el yogui que ha llegado a controlar los sentidos, y que es el Señor de los sentidos. Esto tiene relación también con el Señor Krishna en tanto que Él vive en Go-loka (el mundo de los sentidos) y es el pastor de Go-kula o la familia de vacas. Krishna es la conciencia trascendental que domina los sentidos.

En su libro sobre la historia de la tradición Natha, Taranatha escribió que Gorakshanatha originalmente era budista, con el nombre de Ananga Vajra, antes de convertirse en Natha. Pero en un texto atribuido a Gorakshanatha mismo, el Kayaboddhi, se dice que él era un sacrificador de animales (pashuarambaka), lo que le sitúa fuera del marco budista. De cualquier manera, sobre su vida desde una perspectiva histórica, poco se puede decir sin caer en conjeturas.

Sobre el tiempo en que vivió Gorakshanatha y su Gurú Matsyendranatha, la tradición que los conecta con Kabir (1500 d.C) y Madhusudana Saraswati (1700 d.C) parece no sustentarse históricamente. Más plausible es seguir la pista dada por el gran santo Natha de Maharastra, Jnaneshwar Maharaj, quien, hablando de su Parampara (linaje espiritual), lo presenta así:


Adinatha
Matsyendra Natha
Goraksa Natha
Gahini Natha
Nivrtti Natha
Jnana Natha

Esto hace a Gorakshanatha como viviendo en el siglo XII d.C, lo que apoya la tradición que hace a Dharmanatha su contemporáneo.