sábado, 12 de abril de 2014


Apuntes de un Mago Tantrico
Lección 3


BHUTA SUDDHI
Purificación de los Elementos

Amitabha Nath


Bhuta significa “elemento básico”. Como puedes ver, tiene un diferente significado que en la lección 1, en la que dijimos que Bhuta era un “fantasma”. Bhuta y Tattva en este contexto es lo mismo. Suddhi significa “purificación”. Los cinco Bhutas con los que se trabaja en esta practica son: Pritivi (Tierra), Apas (Agua), Tejas (Fuego), Vayu (Aire), y Akasha (Éter). Todo lo que existe en el universo está formado por estos cinco elementos en distintas proporciones, y la tierra, agua, fuego, aire y o éter materiales que experimentamos a través de nuestros sentidos físicos no son sino su manifestación más material.

Los Tattvas surgen de una misma fuente e interaccionan entre ellos. En el cuerpo, Pritivi o Tierra es la solidez de la estructura ósea, Apas o Agua son los fluidos corporales, el Fuego o Tejas es el calor corporal, Vayu o Viento es la respiración y Akasha las emociones y los pensamientos. Estos elementos están conectados con los llamados Tanmatras o “elementos sutiles” del olor como tal, sabor como tal, la forma o color como tal, el toque como tal y el sonido como tal, y a través de ellos con los plexos nerviesos y los Chakras.

Hay dos objetivos buscados en la práctica de Bhuta Suddhi:

1. La interiorización de los sentidos. En nuestra experiencia ordinaria, el Prana o energía vital se exterioriza a través de los sentidos, produciendo la conciencia vigílica permeada por Maya (Ilusión). La mente, a través del Prana, queda absorta en el mundo exterior. A través de Bhuta Suddhi el flujo de Prana se interioriza y la conciencia se independiza de los objetos sensoriales externos, pudiendo reposar en su propia naturaleza divina. Es un proceso inverso el de la manifestación, en el que los Tattvas más burdos se van reabsorbiendo en los más sutiles, hasta alcanzar el estado de unión divina.

2. Purificación del cuerpo sutil. Bhuta Suddhi es una práctica fundamental, yo diría que es la piedra angular del Kundalini Yoga. La ascensión de Kundalini en un organismo cuya estructura sutil no está condicionada y preparada es semejante a una energía de altísimo voltaje que atravesara un circuito no preparado para esa intensidad; el resultado sería que el circuito se quemaría. A través de Bhuta Suddhi preparamos el cuerpo sutil para que pueda resistir la emergencia de Kundalini.

A continuación te presento la práctica de Bhuta-Suddhi, inspirada en el Srimad Devi Bhagavatam, un texto de la tradición Shakta (adoración a la Diosa).




BHUTA SUDDHI

Inspirado en el Devi Bhagavatam


  1. El sadhaka comienza meditando sobre Kundalini, que se eleva desde muladdhara hasta sahasrara, a través del canal central o sushuma. El sadhaka está meditando sobre el mantra Hamsa, y sobre su unidad con Brahman. Entonces el sadhaka visualiza un cuadrado amarillo de la tierra, representado por el bija mantra Lam, y que se expande gradualmente, hasta llegar a ser del ancho de la misma tierra. En su interior visualiza grandes montañas, ríos, zonas boscosas, y poblaciones de grandes muchedumbres de personas. Ahora el sadhaka inhala, al mismo tiempo que atrae, con su respiración, toda esta enorme masa de tierra dentro de su propio cuerpo, estableciéndola entre las plantas de los pies y las rodillas. Después se asienta en ésta visualización mientras detiene la respiración. Entonces transforma el elemento tierra en la energía del olor, y lo disuelve con la posterior espiración. “Disolver” aquí significa que la tierra, por ejemplo, que es sólida, se vuelve fluida, (como el agua, el siguiente elemento), que la consciencia del cuerpo físico se eleva a nivel más sutil.
  2. El sadhaka continúa con el elemento agua, visualizando una media luna con un loto, representado por el bija mantra Vam. La imagen se expande gradualmente abarcando todos los ríos, mares, océanos, y todas las criaturas vivientes acuáticas que en ellos moran, peces, corales, etc,. El sadhaka sigue desarrollando su visualización, hasta sentirse en el medio “acuoso”. Después inhala la imagen visualizada dentro de su propio cuerpo, hasta establecerla entre sus rodillas y la parte alta de sus muslos. Entonces transforma el elemento agua en la energía sutil del gusto, y lo quema en el elemento fuego, con la exhalación.
  3. Con la exhalación, el sadhaka visualiza un triángulo de color rojo del tattva de fuego, cuyo bija mantra es Ram, que se expande y llena con toda la pasión y fiereza que puede evocar con su pensamiento, creando imágenes de volcanes, truenos que centellean luminosos, antorchas y hogueras, etc,. Ahora el sadhaka inhala la imagen del elemento fuego dentro de su cuerpo, y la establece entre el perineo y el ombligo.
  4. Ahora el sadhaka transforma el elemento fuego en la energía sutil de la forma, y lo disuelve en el elemento aire, cuyo bija mantra es Yam, que es exhalado visualizando el plano del aire, el viento, la respiración, etc. Después el sadhaka inhala el elemento aire y lo establece en la zona comprendida entre el ombligo y la garganta, y entonces lo transforma en el elemento sutil del contacto, disolviéndolo en elemento espacio con la exhalación.
  5. Con la exhalación, el sadhaka visualiza el elemento tattva espíritu-éter, cuyo bija mantra es Ham, pleno de sonido trascendental (shabda), que todo lo penetra, lleno de criaturas divinas, deidades y seres que se han perfeccionado. Después inhala el elemento espíritu, estableciéndolo en la región entre las orejas y la parte de arriba de su cabeza, encontrándose más allá lo Absoluto.
  6. A continuación el sadhaka visualiza la consciencia individual del sí mismo, la propia divinidad interna, ascendiendo desde la cueva del corazón hacia arriba a través del canal central (sushuma), para posarse en un punto en la parte superior de la cabeza, la apertura de lo Absoluto (1). En este momento, el sadhaka ha abandonado el cuerpo, y disfruta de la dicha de estar plenamente identificado con lo divino.
  7. Ahora el sadhaka visualiza su cuerpo de pecado (2). Tapándose la fosa nasal derecha, respira por la izquierda repitiendo el bija mantra de agua Vam. A continuación hace Kumbhaka (retención de la respiración) tapando ambas fosas nasales, visualizando el cuerpo de pecado siendo purificado, y permaneciendo en Kumbhaka repite el bija mantra de fuego Ram, visualizando que es quemado, consumido en el fuego que surge en llamaradas desde los pies y arde hacia arriba, reduciendo el cuerpo de pecado a cenizas (3), inflamado por la acción del mantra. Después visualiza como las cenizas son esparcidas y arrastradas lejos por el tattva agua, meditando en el bija mantra Vam.
  8. Ahora el sadhaka visualiza que las cenizas son hechas rodar como una bola con el nectar de la luna. Visualiza que la bola se transforma en un huevo dorado, meditando sobre el tattva de la tierra, representado por el bija mantra Lam.
  9. A continuación el sadhaka repite mentalmente el bija mantra del tattva éter, Ham, y se visualiza a si mismo como un ser puro e ideal. Continúa creando los elementos puros en orden inverso, desde Brahman pasando por el éter, aire, fuego, agua, y tierra, representados por sus respectivos bija mantras.
  10. Entonces, repitiendo mentalmente el mantra “Soham”, separa el alma individual o jivatma del alma cósmica universal o paramatma, y coloca el jivatma en la región del corazón. También visualiza a Kundalini descendiendo a través de sushuma hasta muladdhara (chakra raíz) atravesando los chakras a su paso. Después visualiza a Prana Shakti, la Fuerza Vital, sentada en un Loto Rojo, en medio de un enorme océano de color rojo. Ella aparece sosteniendo un tridente, un arco de caña de azucar, una soga, una aguijada, cinco flechas y un cráneo lleno de sangre. Ella tiene tres ojos, pechos muy adornados, y su cuerpo es del color del sol naciente. Sin dejar de meditar de ésta manera, aplicar cenizas en el cuerpo.