lunes, 7 de abril de 2014


Apuntes de un Mago Tantrico
Lección 1

Formas de Purificar el entorno ritual (Bhumi-Suddhi)
y alejar los espíritus perturbadores (Bhuta-Suddhi)

Amitabha Nath




Este es el primero de una serie de posts de la cual no tengo determinado el número, en la que trataré de explicaros de una manera sobre todo práctica los parámetros generales sobre como realizar un ritual tantrico. Trataré muy diversos temas, como la purificación del área ritual, exorcismos de espíritus, purificación de la asana o asiento para las prácticas espirituales, Nyasa o colocación de las deidades en el cuerpo del Sadhaka (practicante de Tantra), Bhuta-Suddhi o purificación de los elementos, Prana Pratishta o instalación de la vida en una imagen o Yantra de una deidad, puja o adoración de diferentes Devatas, y muchas, muchas más cosas.

En las tradiciones occidentales de la magia ceremonial se suele comenzar con el trazado del círculo mágico, que delimita un espacio sagrado de otro que no lo es. Esta idea es ajena al Tantra, que considera el Universo todo como la manifestación de la Diosa o Sakti. La idea de los rituales tantricos de purificación es la de “concentrar” o “condensar” la sacralidad de ese espacio.

Esto puede tomar muchas formas, como dirigirse a las cuatro u ocho direcciones dando palmadas o patadas al suelo, o lo mismo con el Mantra-Vajra ¡Phat!. A veces se puede visualizar el espacio ritual barrido por el fuego, o rodeado por un círculo de fuego. Todo esto recibe el nombre de Bhumi-Suddhi, o Purificación del Espacio Ritual (literalmente “Purificación de la Tierra”).

También se puede realizar la invocación al linaje de Gurús del Sadhaka-Sadhvini como una forma de buscar la conexión, protección y bendición de los Maestros. Por ejemplo:

Om Gurubhyo Namah
Om Paramagurubhyo Namah
Om Paraparagurubhyo Namah
Om Parameshtigurubhyo Namah

Om, me inclino ante mi Gurú,
Om, me inclino ante el Gurú de mi Gurú,
Om, me inclino ante el Gurú del Gurú de mi Gurú,
Om, me inclino ante el Gurú Supremo”.

Otra práctica usual es pronunciar un Mantra de Ganesha, divinidad tantrica que tiene las funciones principales de proteger y eliminar los obstáculos en la Sadhana y la vida del Sadhaka.

Es interesante notar aquí lo que dijo en una entrevista para el Blog Paschima Kaula Nath Tantra a Vishvanath, sobre el asunto de las prácticas tantricas de purificación:

Pregunta: En el Tantra hay determinadas prácticas rituales como Bhumi Suddhi o Bhutta Suddhi que tratan de purificar el espacio ritual o el propio cuerpo del sadhaka, mientras que el Tantra enseña que todo es sagrado por ser una manifestación de lo divino. ¿Que significado entonces tienen todas estas prácticas de purificación?

Respuesta: Probablemente el modo más fácil de explicar esto es el uso de un modelo perfilado en un texto Shaivita de Cachemira llamado Pratibhajna Hridaya. En este texto se dice que el ser divino se proyecta a sí mismo como un universo para su propio deleite. A medida que su proyección se hace más compleja, recordar la imagen completa se hace más difícil y cada punto de su conciencia comienza a experimentarse a sí mismo con relación a los otros objetos que ha proyectado en su pantalla. Esto crea el tiempo y la ilusión de la experiencia encarnada. A los seres humanos les gusta usar instrumentos para hacer cosas. Se puede pensar en prácticas como Bhuta Suddhi como instrumentos para permitir que lo divino trascienda la perspectiva del ser encarnado y recuerde Su imagen entera.

También hay que entender que aunque todo sea considerado sagrado o espiritual, el Tantra, al igual que la mayoría de las tradiciones, considera que los planos sutiles están poblados de entidades y espíritus cuya conciencia puede ser más o menos elevada. En la propia casa de uno pueden habitar todo tipo de espíritus como fantasmas, espectros, larvas, genios, etc,... algunos de ellos pueden considerar ese espacio vital como suyo propio, y sentir incomodidad hacia nosotros mientras realizamos nuestras prácticas espirituales. Esto podría suceder, por ejemplo, si en el lugar se encontrara un espíritu de un difunto que en vida hubiese tenido creencias cristianas o islámicas y nosotros llevaramos a cabo prácticas tantricas en su presencia. Debemos primero siempre invitarles a abandonar el lugar, aunque sea temporalmente, mientras llevamos a cabo nuestra Sadhana, y así evitaremos que interfieran en nuestras meditaciones o rituales.

A esto se le llama Bhumi-Suddhi y Bhuta-Suddhi, y voy a explicaros a continuación varias formas de realizarlo:

    Primera forma. Una manera muy sencilla de hacer Bhumi-Suddhi es, de cara al Este, rociar semillas de sésamo negras como ofrenda a los espíritus alrededor de nosotros en un círculo (en sentido anti-horario), y pedir respetuosamente a los espíritus que se encuentren en el lugar que se marchen hasta que terminemos nuestras prácticas (lo de las semillas de sésamo es recomendable, pero no impreescindible).

Después recitamos el siguiente Mantra, sintiendo que la vibración de las palabras se extiende poderosamente en todas las direcciones purificando el espacio ritual:

APASARPANTU TAE BHUTA
YAE BHUTA BHUVI SAMSTHITAHA
YAE BHUTA VIGHNA KARTARA
TAE NASHYANTU SHIVAJNAYA

[Traducción: ¡Todos vosotros, espíritus malignos o residentes y fantasmas que están en este espacio o que interrumpirían mi práctica espiritual, Fuera de aquí inmediatamente por orden del Señor Shiva!].
Ahora golpeamos el suelo tres veces, con el talón del pié izquierdo.


Segunda forma. Esta manera de realizar Bhumi-Suddhi se llama concretamente Bhuta-Suddhi, y aquí la palabra “Bhuta” no significa elemento, sino fantasma. Este ritual implica evocar mágicamente a Kshetrapala, que es el Rey de los espíritus residentes, de los lugares, y de los fantasmas, para trabajar bajo Su protección. Utiliza el poderoso Mantra tantrico ¡Phat!, que sacude los planos sutiles o éteres y “barre” los espíritus y fantasmas que se puedan encontrar en el entorno ritual.
Aplaude tus manos por encima de tu cabeza cuatro veces, y pronuncia el siguiente Mantra:
APAKRAMANTU BHUTANI PISHACHA SARVATODISHAM;
SARVESHAM AVIRODHENA BRAHMA KARMA SAMARABHE
OM SAHASRARA HUM PHAT SVAHA!
[Traducción: ¡Que abandonen todos los espíritus residentes y fantasmas, demonios y diablos que están alrededor de nosotros en todas las direcciones, abandonen este espacio ahora mismo! Estoy a punto de comenzar mi práctica espiritual según el permiso de lo Divino Supremo. ¡Fuera de aquí! ¡Así sea!]
Mientras haces esto, siente que las palmadas y la vibración del Mantra irradian en todas las direcciones luminosamente alejando cualquier energía negativa del área ritual.
Para terminar, usa el siguiente Mantra para evocar a Kshetrapala:
OM TIKSHNA DAMSTRA MAHAKAYA KALPANTA DAHANOPAMA;
BHAIRAVAYA NAMASTUBHYAM ANUJNAM DATUMARHASI
[Traducción: Om, Kshetrapala de colmillos feroces con el cuerpo como una montaña, te pareces al fuego durante la disolución cósmica. Yo Te Saludo. Por favor, vigila este espacio y concédenos el permiso para hacer nuestras prácticas espirituales pacíficamente.]


Tercera forma. La tercera forma que os presento es un ritual en el que se traza un Mandala o círculo mágico de protección con un Trishula o tridente, un arma mágica vinculada al Señor Shiva. El Sadhaka o Sadhvini traza un círculo de 6 a 9 pies alrededor de él-ella con el tridente, mientras pronuncia el siguiente Mantra:
OM RHIM RHAM RAKSHA RAKSHA GORAKSHA.
¡OM RAKSHA RAKSHA HUM PHAT SVAHA!
(Imagina el círculo resplandeciendo o ardiendo a tu alrededor protegiéndote de cualquier influencia negativa o no deseada).
Seguidamente, el Sadhaka clava el tridente recto en el centro del Mandala, pronunciando el Mantra:
¡OM PAVITRA VAJRA BHUME HUM SVAHA!


Cuarta forma. Por último, voy a presentar un ritual tantrico bastante importante descrito en los Sastras pero muy desconocido en occidente, llamado Digbhanda o “atar las direcciones”. En él simplemente se visualizan los Devatas de las direcciones espaciales inclinándose ante ellos, estableciendo un círculo mágico de protección alrededor de uno. La visualización de cada Devata se fortalece o intensifica con la pronunciación de su Mantra correspondiente.
Cuando este ritual es realizado en un lugar abierto como un Smashan o un sitio salvaje recibe el nombre de “Kilana”, y el Sadhaka-Sadhvini utiliza unos clavos que fija en el terreno sobre las direcciones, evocando a los protectores-Devatas y uniendo los clavos atándolos con un hilo o cuerda negra. Este método del Kilana ha sido explicado por Bhuteshvari Das en un post anterior que puedes encontrar en este blog llamado “Diversos Ejercicios que puedes hacer para Obtener la Habilidad de Ver Espíritus”.
El orden que se debe seguir en la evocación de los protectores es la siguiente, comenzando en el Este: Este, Sur-Este, Sur, Sur-Oeste, Oeste, Noroeste, Norte, Nordeste, Zenit y Nadir. El Sadhaka se detiene en cada dirección, se postra, y visualizando a la deidad apropiada ante él-ella, pronuncia el Mantra del Devata correspondiente.


Nombre
Dirección
Mantra
Arma
Consorte
Graha (Planeta)
Guardián Matrika
Kubera
Norte
Oṃ Shaṃ Kuberāya Namaḥ
Gadā (maza)
Kuberajaya
Budha (Mercurio)
Kumari
Yama
Sur
Oṃ maṃ Yamāya Namaḥ
Danda (vara)
Yami
Mangala (Marte)
Varahi
Indra
Este
Oṃ Laṃ Indrāya Namaḥ
Vajra (rayo)
Saci
Surya(Sol)
Aindri
Varuna
Oeste
Oṃ Vaṃ Varuṇāya Namaḥ
Pāśa (soga)
Nalani
Sani (Saturno)
Varuni
Isana
Nordeste
Oṃ Ahṃ Īśānāya Namaḥ
Trisula (tridente)
Parvati
Brihaspati (Júpiter)
Mahesvari
Agni
Sudeste
Oṃ Raṃ Agnaye Namaḥ
Sakti (Lanza)
Svaha
Sukra (Venus)
Meshavahini
Vayu
Noroeste
Oṃ Yaṃ Vayuve Namaḥ
Aṅkuśa (aguijada)
Bharati
Chandra (Luna)
Mrigavahini
Nirti (a veces Rak sasa)
Sudoeste
Oṃ Kṣaṃ Rakṣasāya Namaḥ
Khadga (espada)
¿Khadgi
Rahu (Nodo Lunar del Norte)
Khadagadharini
Vishnu
Nadir
Oṃ Klim Vishnave Namaḥ
Chakra (disco)
Laksmi
Lagna
Vaishnavi
Brahma
Cenit
Oṃ Hriṃ Brahmaṇe Namaḥ
Padma (loto)
Sarasvati
Ketu (Nodo Lunar del Sur)
Brahmani
Otros autores dicen que para hacer Digbhanda no es necesario tampoco moverse “físicamente” a cada dirección, ni siquiera encarar el Este como es marcado por una brújula. Realmente, en un sentido espiritual, el Este es la dirección que encares en ese momento, sea cual fuere físicamente o geológicamente. El Oeste está detrás de ti, el Sur a tu derecha y el Norte a tu izquierda. Igual con las direcciones intermedias, el Zenit (arriba) y el Nadir (abajo).
Entonces sólo necesitas chasquear los dedos en cada dirección mientras repites los Mantras, incluso sólo Phat para todas las direcciones. Puedes hacerlo así:



Digbandha- Atar las direcciones


1. Sitúate de cara al Este, chasquea los dedos delante de ti y di:
Oṃ Laṃ Indrāya Namaḥ
2. Muévete hacia el Sudeste, chasquea los dedos delante de ti y di:
Oṃ Raṃ Agnaye Namaḥ
3. Muévete hacia el Sur, chasquea los dedos delante de ti y di:
Oṃ Maṃ Yamāya Namaḥ
4. Muévete hacia el Sudoeste, chasquea los dedos delante de ti y di:
Oṃ Kṣaṃ Rakṣasāya Namaḥ
5. Muévete hacia el Oeste, chasquea los dedos delante de ti y di:
Oṃ Vaṃ Varuṇāya Namaḥ
6. Muévete hacia el Noroeste, chasquea los dedos delante de ti y di:
Oṃ Yaṃ Vayuve Namaḥ
7. Muévete hacia el Norte, chasquea los dedos delante de ti y di:
Oṃ Shaṃ Kuberāya Namaḥ
8. Muévete hacia el Nordeste, chasquea los dedos delante de ti y di:
Oṃ Ahṃ Īśānāya Namaḥ
9. Muévete hacia el Zenit, chasquea los dedos por encima de tu cabeza y di:
Oṃ Hriṃ Brahmaṇe Namaḥ
10. Muévete hacia el Nadir, chasquea los dedos en la parte de abajo y di:
Oṃ Klim Vishnave Namaḥ









(c) Protegido por derechos de autor, 2014. Este es un Seva (servicio) a la Divina Madre del autor (Amitabha Nath). Se permite su copia y distribución totalmente o en parte, siempre que se mencione al autor. Queda terminantemente prohibido cualquier tipo de comercialización con este material.