jueves, 6 de marzo de 2014



Diversos Ejercicios que puedes hacer
para Obtener la Habilidad de Ver Espíritus
Por Bhateshvari Das

Aghora y Tantra han estado envueltos desde la antigüedad en una comunicación con varias entidades no-físicas, llamadas diversamente como "espíritus" en varios sistemas ideológicos y filosóficos alrededor del mundo. Ya que el Hinduismo en general postula Tres Niveles de Existencia Manifiesta e innumerables mundos dentro de aquellos Tres Niveles, el término "espíritu" parece bastante vago y mal definido.
En el Hinduismo hay varios tipos de entidades no-físicas desde los Devatas, Dakinis, Nagas, Yakshas, Pretas, Bhutas, Apsaras, Gandharvas, Vetalas, Vidyadharas, Pishachas, Chudails, etc, y muchos otros abundan.
Varias personas han experimentado estas entidades de varios modos desde la antigüedad directamente hasta hoy.
A veces estos seres pueden manifestarse en nuestro mundo tan completamente que parece que tienen una forma física y pueden efectuar directamente objetos físicos, en otros momentos estos seres pueden ejercer un control enorme de las circunstancias y pueden formar acontecimientos en nuestro mundo con resultados asombrosos.
Ya que parece que la tendencia corriente de la legislación en India y otros países da la vuelta hacia la represión o al menos la regulación de Tantra y Aghora, se darán varios métodos prácticos para usar las enseñanzas de estas tradiciones para todos a través de este blog.
Estas técnicas abrirán la puerta a estas tradiciones de ser practicadas a fondo y a conciencia y aunque estos ejercicios no sean una parte actual de Aghora o Tantra apropiada, ellos serán eficaces y deberían ser útiles para el aspirante sincero.
El recurso a los escritos y escrituras tradicionales (algunas Aghora Saddhana pueden ser encontradas haciendo clic en este link, y un gran recurso para Mantra, Yantra, y Sadhana se encuentra aquí en este link) así como la realización de sadhanas tan bien como uno sea capaz será necesario si uno quiere alcanzar los objetivos de estas tradiciones.
Ahora, estas entidades no-físicas por lo general no pueden ser vistas por los ojos y por lo tanto muchos son inconscientes de como percibir a estos seres y relacionarse con ellos.
La capacidad de ver lo que no puede ser visto con los ojos físicos a menudo es llamada la segunda visión o clarividencia, es lo que sería llamado un Siddhi (un poder oculto) en Tantra. Esta capacidad implica lo que ha sido llamado el ojo de la mente y puede ser desarrollado en un período de tiempo relativamente corto.
Ya que muy a menudo los espíritus no aparecerán como visibles a los ojos físicos, debería ser obvio que la capacidad de usar la segunda visión será un paso importante en el desarrollo de la capacidad de relacionarse con los espíritus.
No es generalmente conocido fuera de ciertas escuelas y ordenes ocultas que el ojo de la mente es usado con mucha frecuencia, aunque inconscientemente, por casi cada ser humano en el planeta. Las facultades de la memoria e imaginación utilizan ambas el ojo de la mente, y a través de ejercicios que hacen uso estas facultades puede ser desarrollada la capacidad para ver las entidades no-físicas.


Para comenzar a desarrollar la capacidad para la clarividencia elige un objeto sencillo como una sencilla jarra de cristal azul.
Ahora observa el objeto, realmente míralo, ve como la luz golpea el objeto desde ángulos diferentes.
Ahora abandona el cuarto y deja el objeto en el otro cuarto. Recuerda el objeto viéndolo claramente en el ojo de la mente.
Sostén el objeto en el ojo de la mente el máximo tiempo posible.
Repite este ejercicio al menos siete veces intentando cada vez ampliar el período de tiempo que el objeto es percibido en la memoria hasta que el objeto pueda ser visto en la memoria durante al menos diez minutos sin interrupción.
Una vez que un objeto puede ser visto claramente en la memoria y sostenido en la atención durante diez minutos, el siguiente ejercicio puede ser comenzado.
El ejercicio conocido generalmente como visualización hace uso de memoria e imaginación en una manera que es sobre todo útil para el desarrollo de la clarividencia.
El acto de visualizar objetos en el espacio puede ser algo difícil para algunas personas, pero con la práctica casi cada ser humano puede ganar esta capacidad.
Para comenzar toma el objeto del ejercicio anterior y ponlo en una superficie plana como una mesa o escritorio.
Ahora observa el objeto y su entorno.
Ahora quita el objeto de la superficie en la cual se apoyaba y colócalo en algún sitio donde no puedas verlo.
Ahora fija la mirada en la superficie donde el objeto descansaba y recuerda como era ésta con el objeto. Permite que la memoria del área con el objeto y la vista del área vacía coincidan en la conciencia de modo que en efecto el objeto sea visto en la imaginación ocupando su antigua posición cuando la posición es observada con los ojos físicos.
Una vez que el objeto puede ser visualizado en su antigua posición mantén la percepción con el ojo de la mente observando su antigua posición con los ojos físicos el máximo tiempo posible.
Repite este ejercicio al menos siete veces intentando cada vez ampliar el período de tiempo que el objeto es visualizado en su antigua posición hasta que el objeto pueda ser visualizado claramente y sin interrupción durante diez minutos.
Para los mejores resultados estos ejercicios deberían ser practicados tan a menudo como sea posible, cualquier momento a lo largo del día cuando el tiempo no esté ocupado en otra cosa puede ser pasado desarrollando estas capacidades. Las recompensas de hacerse muy competente en estos ejercicios son casi inconmensurables.
Una vez que la capacidad de visualizar un objeto en una posición física ha sido desarrollada, el ejercicio puede ser ampliado para visualizar un objeto en una posición en la cual nunca fue observado.
El ejercicio para desarrollar esta capacidad es como sigue, una vez que la habilidad suficiente ha sido obtenida en la visualización de un objeto ve a una posición donde el objeto nunca ha sido observado y fija la mirada en la superficie donde el objeto será visualizado.
Ahora recuerda como es el objeto y permite que la memoria del objeto y la vista de la posición coincidan en la conciencia de modo que el objeto sea visto en la imaginación como ocupando la posición observada con los ojos físicos.
Una vez que el éxito ha sido obtenido en este método comienza a ampliar la duración de la visualización de modo que el objeto sea visualizado mientras sea posible hasta que pueda ser visualizado claramente y sin interrupción durante no menos de diez minutos.
Una vez que la marca de tiempo de diez minutos para visualizar un objeto en una posición en la cual nunca ha sido observado ha sido obtenida, el ejercicio debería ser repetido al menos siete veces.
Practicando la visualización un impedimento común sería intentar ver el objeto a ser visualizado con los ojos físicos.
Este no es el objetivo de estos ejercicios. El objetivo es usar tu ojo de la mente (imaginación) y los ojos físicos en conjunción de modo que el objeto visualizado sea percibido como ocupando una posición física.
La capacidad de oír lo que no puede ser oído con los oídos físicos es llamada el oído interior o clariaudiencia.
El desarrollo de esta capacidad tiene importancia extrema para la comunicación con entidades desencarnadas.
Como la segunda visión, la capacidad de oír sonidos que no pueden ser oídos con los oídos físicos es mucho más común de lo que es generalmente supuesto. En cualquier momento que alguien recuerda lo que otra persona le dijo, o tiene una pieza de música "pegada en su cabeza" ellos están usando realmente el Oído Interior para oír estas cosas.
Un pequeño tambor o campana son útiles en el desarrollo de esta habilidad, aunque un silbido o cualquier artículo que haga ruido funcionan también.
Toca el timbre o de otra manera haz un ruido escuchando muy atentamente el sonido.
Ahora cierra los ojos y recuerda el sonido tan claramente como sea posible. Intenta oír el ruido claramente con el oído interior.
Una vez que el sonido pueda ser oído claramente con el oído interior, el siguiente ejercicio puede ser comenzado.
Usando la capacidad de la memoria oye el sonido usado en el entrenamiento con el oído interior y luego repítelo después de una pausa corta.
Escucha el sonido repetidamente el máximo tiempo posible.
Repite este ejercicio al menos siete veces intentando cada vez alargar el período de tiempo que escuchas el sonido repetidamente en la memoria, haciendo una pausa entre cada ejemplo del sonido hasta que el sonido pueda ser escuchado durante no menos de diez minutos sin interrupción.
El siguiente ejercicio desarrolla la capacidad de oír una voz con el oído interior.
El método que será usado requiere un párrafo de material escrito, un párrafo de cualquier escritura preferida puede ser usado.
Una vez que un párrafo ha sido seleccionado, él debería ser copiado o anotado en un pedazo de papel.
El párrafo debería ser leído entonces en voz alta no menos de veintiséis veces.
Leyendo el párrafo debería ser aplicada mucha atención a la audición de la voz a medida que se lee el párrafo.
Una vez que las repeticiones necesarias han sido leídas, el practicante debería procurar oír su propia voz repitiendo el párrafo usando su oído interior.
Una vez que este párrafo puede ser oído en su totalidad usando el oído interior el proceso debería ser seguido escuchando el párrafo en el oído interior después de una breve pausa.
Repite este ejercicio no menos de siete veces, intentando alargar el tiempo pasado escuchando el párrafo hasta que no menos de diez minutos puedan ser pasados cómodamente escuchando el párrafo repitiéndolo después de puntuaciones de breves pausas.
Con los objetivos iniciales de comunicar con entidades no-físicas, el desarrollo de la segunda visión y oír con el oído interior sólo tienen que ser desarrollados hasta esta capacidad.
Ahora tendrás que encontrar un espíritu a quien observar y hablar.
Si tienes bastante suerte de vivir en un área que tenga árboles, ríos, bosquecillos sagrados que estén habitados por Yakshinis o algo por el estilo, entonces todo lo que tienes que hacer es ir a aquella posición y usar los ejercicios siguientes para comenzar a conectarte con el espíritu de aquel lugar.
Si no tienes tanta suerte de vivir en tal lugar, sin embargo todavía puedes encontrar un lugar para comunicarte con espíritus, los crematorios más cercanos (Shmashana) o cementerio estarán bien. Para este ejercicio no se recomienda usar una casa embrujada así como los tipos de entidades que causan apariciones que pueden ser peligrosos.
Una vez que tienes un lugar en mente, ahora tienes que familiarizar a los espíritus de aquel lugar a tu presencia y atraerlos hacia ti.
Para hacer esto elige un día de la semana que será dejado de lado para tu práctica, el lunes es una opción muy buena.
Ve al lugar donde interactuarás con los espíritus trayendo dos cuencos que dejarás en el sitio, una campana, un poco de agua limpia, y varios dulces que sean húmedos (bal mithai, balushahi, o cualquier clase de pasteles como un dónut estará bien).
Encuentra un área tranquila y aislada donde serás capaz de dejar los cuencos sueltos y puedas practicar sin llamar la atención hacia ti.
Coloca los dos cuencos en el suelo uno al lado del otro y llena un cuenco de agua y coloca los dulces en el otro cuenco.
Ahora haz sonar la campana varias veces.
Di en una voz clara "a todos los espíritus de este lugar, os invito aquí, acercaos. Os honro con este regalo de agua y comida, por favor, venid y deleitaros con este regalo. Que podáis recibir confort, que podáis recibir paz, que podáis recibir todas las cosas deseables de este regalo que os doy hoy. Sed amigables conmigo, sed provechosos para mí, y estad preparados para venir aquí cuando os llame para recibir los regalos que puedo traer."
Pasa algún tiempo en este lugar relajado y gozando de ti mismo.
Cuando estés preparado abandona el área y vuelve a tus actividades normales.
Este ejercicio debería ser practicado no menos de siete veces, una vez por semana, durante el mismo día, en el mismo lugar.
Después tendrás que preparar ocho kilas (kila significa "punta" o "clavo" en sánscrito) de madera o hueso.
Estos kilas serán simples puntas de tres lados formadas como un triángulo con las palabras Bhairavi, Tara, y Kali, esculpidas en cada uno de los tres lados en sánscrito. Cuando utilices estos kilas nunca los conduzcas hacia abajo hasta que toque el suelo cualquiera de los tres nombres.
Una vez que una pieza de madera o hueso ha sido obtenida usa un cuchillo afilado para esculpir los tres lados y uno más pequeño afilado para esculpir los tres nombres un en cada lado del kila. Haz esto para ocho kilas.
Además de los kilas necesitarás aproximadamente 32 pies de cuerda negra, puedes pedir cuerda de nilon, que estará muy bien, o usar cualquier cuerda negra de una longitud conveniente.
Ahora, la próxima vez vayas al lugar dónde te dispongas a encontrar seres espirituales después de colocar la comida y el agua en los cuencos retrocede varios pies al oeste de los cuencos y clava uno de los kilas dentro del suelo bastante profundamente, de modo que esté firmemente colocado, mientras haces esto di el Mantra "¡Om Kriim, Striim, Triim, Hlriim, Klhriim, Hung Hung Faht!", aplaude tus manos ruidósamente. Muévete al sudeste y clava el otro kila repetiendo el Mantra y aplaude tus manos como antes. Muévete al sur y clava el otro kila repetiendo el Mantra y aplaude. Muévete al suroeste y repite el procedimiento, haz la misma cosa en el oeste, noroeste, norte, y luego clava el último kila en el nordeste repitiendo el Mantra y aplaude.
Ahora vuelve al kila en el este y ata un extremo de la cuerda negra a él, muévete hacia el kila en el sudeste y envuélvelo firmemente alrededor de la cima del kila, ve de kila a kila envolviendo la cuerda alrededor de cada uno hasta que vuelvas al kila en el este donde atarás el otro extremo de la cuerda al mismo kila que ataste al primer extremo, formando así un gran círculo dentro del cual puedas sentarte cómodamente.
Siéntate cómodamente dentro del Kilana que has formado y recita el Mantra "Om Triipurayay Viidmahii Maha Bhairaviyay Diimahii. Tanno Devi Prachodayat" 50 veces.
Esta práctica de hacer el Círculo Kilana y recitar el Mantra purifica y bendice el Kilana y protegerá al practicante de los espíritus si ellos se vuelven dañinos. Una vez que has hecho el Kilana debes permanecer en él hasta que la práctica sea completa, sólo en caso de peligro extremo deberías dejar el círculo.
Haz sonar la campana para llamar a los espíritus para que reciban sus regalos de comida y agua.
Di con una voz clara "a todos los espíritus de este lugar, os invito aquí, acercaos. Os honro con este regalo de agua y comida, por favor, venid y deleitaros con este regalo. Que podáis recibir confort, que podáis recibir paz, que podáis recibir todas las cosas deseables de este regalo que os doy hoy. Apareced ante mí en apariencia visible y habladme con voz audible, de modo que yo pueda encontraros y compartir vuestra compañía mientras disfrutáis de estos regalos. Sed amigables conmigo, sed provechosos para mí, y estad preparados para venir aquí cuando os llame para recibir los regalos que puedo traer."
Después, usando las habilidades en la visualización antes desarrolladas, usar la imaginación para percibir el área entera en la cual estás viendo el área en una manera relajada usando los ojos físicos.
No te alarmes si en la visión del ojo interior son vistos espíritus en forma humana, monstruosa, o de animales en el área que no son visibles a los ojos físicos, ellos están siendo vistos en la visión clarividente del área.
Si ningún espíritu en forma humana, monstruosa, o animal es visto en el área usando el ojo interior simplemente relájate y permite que cualquier impresión surja de modo que cualquier espíritu presente pueda ser visto usando el ojo de la mente.
Una vez que sean observadas formas humanas, monstruosas, o de animal en el área usando el ojo de la mente, relájate y observa tan atentamente como sea posible. Toma nota de texturas, colores, rasgos, tantos detalles como sea posible. Intenta observar cualquier espíritu presente tan completamente y en tanto detalle como sea posible. Fija el acontecimiento en la memoria.
Después de observar cualquier espíritu en el área, después de darles mucho tiempo para deleitarse de los regalos de comida y agua, di: "Gracias por venir y disfrutar de los regalos que os traje, volved a vuestros lugares ahora y permaneced siempre amigables conmigo."
Encara cada Kila por turno comenzando con el este, di el Mantra: "¡Om Kriim, Striim, Triim, Hlriim, Klhriim, Hung Faht!" Y aplaude tus manos ruidósamente.
Después repite el Mantra "Om Triipurayay Viidmahii Maha Bhairaviyay Diimahii. Tanno Devi Prachodayat." 58 veces.
Habiendo terminado la recitación comienza en el este y desata el primer extremo de la cuerda negra del kila y moviéndote al suroeste desenvuelve la cuerda de cada kila en su turno desatando finalmente el último extremo de la cuerda desde el primer kila. Quita los kilas del suelo rellenando los agujeros que fueron hechos cuando los clavaste.
Ahora cuando estés preparado abandona el área y vuelve a tus actividades normales.
Una vez que hayas entrado en contacto con los espíritus y puedas verlos con el ojo de la mente mientras realizas estos ejercicios, el siguiente puede ser realizado que permitirá que el practicante hable con ellos.
Este ejercicio debería ser practicado al menos siete veces, puede ser practicado durante días secuenciales, más bien que sólo una vez por semana, pero no debería ser practicado más que una vez al día.
Habiendo llegado a ser hábil en la observación de los espíritus presentes de esta manera, estarás preparado para el ejercicio que permitirá la comunicación entre el practicante y los espíritus presentes, que es como sigue...
Establece el Kilana, recita el Mantra, haz sonar la campana y llama a los espíritus como antes.
Ahora, utilizando las habilidades en el ojo de la mente desarrolladas hasta ahora, usa el ojo de la mente para percibir el área entera viendo el área en una manera relajada usando los ojos físicos.
Observa cualquier espíritu en forma humana, monstruosa, o de animal en el área usando la visión clarividente. Dirige la atención a un espíritu y ya sea hablando en voz alta o en tus pensamientos, dirígete al espíritu.
Pregúntale su nombre y que tipo de espíritu es. Pregúntale si quiere ayudar y asistir en algo requerido. Pregúntale si tiene algún poder especial, conocimiento, o capacidades. Pregunta si tiene alguna área especial de interés o influencia.
Anota cualquier información recibida en esta manera en un cuaderno guardado sólo para este fin.
Después de que te hayas hecho muy experto en estos métodos puedes ponerte en contacto con este espíritu directamente y usar su ayuda para alcanzar varios objetivos.
Trata de guardar la interacción con los espíritus a sólo un espíritu cada vez que practicas este ejercicio al principio.
Después de hablar con el espíritu relájate dentro del Kilana un rato permitiendo que los espíritus disfruten de los regalos que les trajiste.
Agradece a los espíritus y pídeles que se marchen como en el ejercicio anterior.
Quita el Kilana como antes, diciendo: "¡Om Kriim, Striim, Triim, Hlriim, Klhriim, Hung Faht!", aplaude tus manos ruidósamente delante de cada kila y luego recita: "Om Triipurayay Viidmahii Maha Bhairaviyay Diimahii. Tanno Devi Prachodayat." 58 veces, luego desata la cuerda y recoge los kilas.
Este ejercicio debería ser realizado no menos de siete veces, al final de lo cual estarás muy versado en percepción y hablar a los espíritus, y puedes usar las técnicas que aprendiste siempre que quieras comunicarse con un espíritu o ver cualquier espíritu cercano.
El practicante diligente y cuidadoso de los ejercicios perfilados hasta este punto habrá transformado su consciencia de algunos modos muy significativos y habrá desarrollado habilidades que son muy notables.


Hasta la próxima vez queridos Todos,
Om Batuk Bhairavaya Svaha.

Fuente: http://aghoratantra575.blogspot.com.es/2014/02/several-exercises-you-can-do-to-gain.html

Traducido al español por: Amitabhanath