sábado, 8 de febrero de 2014



Nath Sampradaya


Michael M. Magee


Cualquier investigación de la historia del Natha sampradaya debe chocar, tarde o temprano, con lo que parece ser una dificultad insuperable: la relación entre Gorakhnath y su gurú Matsyendranath.
En varias leyendas e historias reunidas por varios eruditos y otros que investigan el campo, incluyendo a Kalyani Mallik, P.C. Bagchi, Shashibhusan Dasgupta, George Weston Briggs, y J.K. Locke, parece que Matsyendranath tuvo algunos problemas con un gran total de las 1600 reinas de Kadali, y posteriormente tuvo que ser rescatado por su discípulo Gorakhnath, también conocido como Gorakshanath.
Una vez, mientras Shiva entregaba el conocimiento secreto a su consorte en una plataforma en medio del mar, Mina, en la forma de un pez, lo oyó por casualidad desde debajo de la plataforma. Shiva, al descubrir esto, le maldijo de manera que olvidara aquel conocimiento. Posteriormente, cuando Shiva puso a prueba a sus discípulos a través de su consorte, se dio cuenta de que ninguno de ellos excepto Goraksha eran castos mentalmente. Por orden de la Devi, por lo tanto, Minanatha fue al país de las mujeres llamado Kadali y allí cayó en las trampas de las mujeres.
Él olvidó toda su trayectoria anterior y comenzó a pasar sus días divirtiéndose con las 1600 mujeres del país. Él fue rescatado más tarde de las trampas de las mujeres de allí por su discípulo Gorakshanath, que entró en el palacio de las mujeres como un bailarín y en la forma de una abeja desapercibida por otros recordó a Mina su camino anterior.” (Kaulajnananirnaya de la Escuela de Matsyendranath, la introducción de Bagchi).
Después de rescatar a su gurú de las malas artimañas de las sirenas de Kadali, Gorakhnath continuó fundando las escuelas Kanphata del yoga Natha, un movimiento pan-indio que tuvo un gran impacto en el subcontinente entero, y que influyó en otros movimientos incluidos los Sants y los Sikhs.
La dificultad en descubrir la relación entre el gurú y su discípulo está compuesta en parte porque Matsyendranath tiene que ver no sólo con la escuela decididamente tantrika Yogini Kaula de los Naths, sino porque él también es relacionado en Nepal con la tradición budista Vajrayana, y hasta casi completamente identificado con Avalokiteshvara.
Por otra parte, los sadhus de los Gorakhnath sampradayas parecen rechazar según se afirma las prácticas tantrikas, llevando idealmente una vida célibe. Mientras Matsyendranath es universalmente aclamado como el gurú de Gorakhnath en el día de hoy por los panths de los Kanphat (oreja perforada) yoguis, en algunos aspectos esto parece ser una ocurrencia posterior. Aunque no sea completamente palabrería, Matsyendranath parece estar allí para establecer el parampara o linaje de Gorakhnath.
El sujeto entero de la práctica tantrika, al menos en la India de nuestros días, tiene una muy mala fama. A primera vista, eso parece estar conectado no tanto con los aspectos de la sexualidad asociados con la tradición tantrika, sino porque está inextricablemente relacionado con la magia de todo matiz, hasta e incluida la magia negra.
En periódicos y calles de la India, los llamados tantrikos manejan su comercio. Los problemas, ya sean enemistades comerciales, relaciones, carencia de niños u otras dificultades de la vida, pueden ser solucionados yendo a un tantriko, reclaman los anuncios. Estos tantrikos de nuestros días a menudo no se relacionan a sí mismos con el tipo de textos que pueden ser encontrados en estas Páginas Web.
Considerando esto, también hay una subcorriente en la sociedad india moderna que también expone una actitud represiva hacia la sexualidad. Este fenómeno puede ser bien debido a la influencia adversa de las invasiones sucesivas de los mogoles y luego de los británicos. Ambos grupos de invasores parecen haber tenido problemas con una cultura que no sólo celebraba la sexualidad, sino que la incorporaba en su estilo de vida en forma de la fascinante estatuaria de diosas parecidas a una sirena y dioses viriles.
Pero, sea así o no, los Nath sampradayas, hasta aquellos asociados con Gorakhnath, tuvieron relación con el tantra, aunque aquella conexión a menudo sea negada por los seguidores modernos del culto. El Siddha Siddhanta Paddhati, por ejemplo, uno de los textos principales de los Naths, cita de varios textos tantrikos, incluido el Lalita Svacchanda, el Pratyabhijnya y el Vamakeshvara Tantra. (Cuarto Upadesha, vv 10 y sig). Estos textos, sin embargo, a menudo son asignados al Shaivismo de Cachemira, y en esta conexión es interesante notar que las descripciones del cuerpo espiritual contenidas en el Paddhati son estrechamente reflejadas en el Netra Tantra. ¿Cuál vino primero?
La conexión con lo que parece ser el Shaivismo de Cachemira es subrayado adicionalmente en el Tantraloka de Abhinavagupta, un texto voluminoso que de todos modos, lamentablemente, espera una traducción inglesa completa.
Aquí, Abhinavagupta aclama a Matsyendranath (Matsyodara) como su gurú, aunque hubiera que notar que matsyodara también es un término técnico en esta escuela particular. Como el tiempo de Abhinavagupta puede ser fechado a partir de fuentes fidedignas, esto ha llevado a algunos eruditos a creer que ellos pueden fechar a Matsyendranath, y desde esto fechar a Gorakhnath.
Los adherentes actuales del Gorakhnath sampradaya, sin embargo, rechazan tales fechas. Como no existe ningún samadhi (tumba) del santo en la India, muchos parecen creer que es inmortal. Además, hay una creencia de que él existió hace algo así como 2 500 años, y no sólo se encontró con Mohammad, sino con otros grandes líderes espirituales del pasado. (Fuente: conversación con un sevak en el ashram de Amritnath, Fatehpur, India, en noviembre de 2000).
Uno de los problemas con el examen de cualquier texto sánscrito es que la historia, en el sentido que los eruditos Occidentales tienden a definirla, realmente no corta ningún hielo. Si un texto es atribuido a un sabio, un santo o a Shiva y Shakti mismos, su fecha es, para sus seguidores, una irrelevancia. Los textos se consideran en algunos aspectos eternos, y la datación de ellos no hace ninguna diferencia de su mensaje, creen los devotos.




Textos de Matsyendranath

P.C. Bagchi reunió textos relacionados con Matsyendranath en su trabajo
Kaulajnananirnaya y … asignados a Matsyendranath, también a veces llamado Minanath, Macchendernath, o Matsyodara.
El texto principal, escrito en lo que parece ser una forma arcaica del sánscrito no gramatical, parece, según el colofón, estar relacionado con una escuela fundada por Matsyendranath, o perteneciente a la escuela llamada Yogini Kaula. Los temas de este trabajo son interesantes, particularmente cuando son comparados con textos tantrikos obviamente posteriores.
Aquí encontramos una preocupación por los sitios sagrados, por el mantra, el color rojo, y diversos ejercicios yóguicos que previenen la muerte, la enfermedad y los síntomas de envejecimiento. Hay también contenido expresamente relacionado con la sexualidad- un tema sólo oblicuamente referido en los textos asignados a su discípulo Gorakhnath, quien no es nombrado en el cuerpo entero del texto.
Según Bagchi, hay referencias a Matsyendranath no sólo en el Tantraloka, sino también en el Mangalashtaka de Kalidasa, en el Savara Tantra, en el Shaktiratnakara Tantra y en el muchísimo mejor conocido Hathayogapradipika. Él también es mencionado en el Kaulavalitantra. En las listas de gurúes de la tradición de Kali, tanto Matsyendra como su discípulo Goraksha son mencionados como perteneciendo a la orden de gurúes del linaje.

La conexión entre Matsyendranath y la tradición tantrika Kaula es subrayada en el Kaulajnananirnaya por sus referencias constantes a Kamarupa, el más importante de los 51 pithas donde el cuerpo de la diosa cayó cuando fue cortado en pedazos por Vishnu, porque este está conectado con los genitales de la Devi.