martes, 4 de octubre de 2011

LA SADHANA DE NISARGADATTA

LA SADHANA DE NISARGADATTA



Nisargadatta Maharaj


Traducido por Mahakalanandanath

Introducción

Mi Gurú, Sri Nisargadatta Maharaj, siempre acentuó la necesidad de hacer la Sadhana (Práctica) a fin de realizar nuestra verdadera naturaleza. En todas partes de sus diálogos nos ha dado instrucciones muy claras sobre como hacer la Sadhana (Práctica) y lo que él experimentó en el proceso. Todo lo que ha dicho de este sujeto está dispersado por los diez libros (ver referencias) que forman una parte principal de sus diálogos disponibles en impreso.

La mayor parte de los lectores han visto la Sadhana (Práctica) como un método de dos pasos:

1. Morar en el “Yo soy”.
    2. Trascender el “Yo soy”.
Hay que entender muy claramente que lo que él describe sólo aparenta ser un método de dos pasos, pero realmente es sólo de un paso. Únicamente es por la comprensión que esta división ha sido creada. Es justo como “vani” o la palabra, que es una, pero sólo para la comprensión ha sido dividida en cuatro: “vaikhari” (palabra hablada), “madhyama” (pensamiento o palabra tangible), “pashayanti (palabra formativa o intangible) y “para” (sin palabra). Así, siempre que hablamos recordamos que la totalidad de las cuatro están implicadas y funcionan como una sola unidad. De hecho, Sri Nisargadatta Maharaj ha usado “vani” o la palabra en orden inverso (de “vaikhari” a “para”) para ir más allá.

La idea detrás de la compilación presente era clasificar lo que Maharaj ha dicho en todas partes de sus diálogos en el mismo modo de dos pasos. Entonces comenzamos con “Morando en el Yo soy”, y alrededor de la mitad del camino cambiamos a “Trascender el Yo soy”. La continuidad ha sido mantenida para hacerlo parecer un sólo paso, que es lo que realmente es.

Otra razón de preparar esta compilación consistía en que siempre he sentido que no había ningún texto disponible que describiera la Sadhana (Práctica) prescribida por Maharaj. El trabajo actual es una tentativa de llenar aquella necesidad, y qué mejor manera podría haber que utilizar sólo las palabras de Maharaj. Las partes puestas en bastardilla son mías, mientras el resto son las palabras de Maharaj. He recurrido a modificaciones y encadenamientos menores a fin de mantener la legibilidad sin cambiar el sentido.

Espero que los seguidores de Sri Nisargadatta Maharaj y sus enseñanzas se beneficien de esta compilación y la usen como un instrumento para su Sadhana (Práctica).


Pradeep Apte
11 de diciembre de 2010



Dedicado a mi Guru
Sri Nisargadatta Maharaj

LA SADHANA DE NISARGADATTA




1. Usted tiene que comprender su sentimiento de “ser”, “presencia”, o el sentimiento de “Yo soy” que también puede llamar el conocimiento o la conciencia en su absoluta pureza. El mejor modo de hacerlo es volver en el tiempo e intentar recordar cuándo llegó a darse cuenta por primera vez de que “usted es” o “Yo soy”, que es por lo general alrededor de la edad de tres años más o menos.
2. ¿Por qué el intento de recordarlo? Ya que cuando el sentimiento “Yo soy” apareció por primera vez eso estaba en su pureza absoluta, era carente de palabras y no tenía añadidos en absoluto.
3. Esta fase de la vida con el sentimiento de “sólo ser” o “Yo soy” sin palabras continúa durante algún tiempo, y luego comienza gradualmente la contaminación. Esto se establece en el proceso que llamamos “condicionamiento”, que se forja en un individuo que vive en el mundo bajo una cierta serie de circunstancias.
4. Cuando usted crece hasta llegar a ser un adulto, la carga de todos éstos carteles del “Yo soy” añadidos o contaminantes se vuelve tan pesada que el puro “Yo soy” original es completamente olvidado y perdido debajo. El “Yo soy” en su pureza absoluta está todavía allí ahora mismo con usted, salvo que es incapaz de darse cuenta o comprenderlo.
5. Si usted es incapaz de recordar el momento en el que por primera vez llegó a saber que “usted es” o “Yo soy”, entonces puede tratar de observarlo nada más despertarse. Esto requerirá algún esfuerzo, porque nada más despertar, el movimiento “Yo soy este cuerpo llamado así en el mundo, tengo que hacer esto o eso…” es tan rápido que deja de prestar atención al puro “Yo soy”.
6. El primero puede ser llamado el “acercamiento” del recuerdo de la infancia, mientras el segundo puede ser llamado el acercamiento del “despertar”. Usted puede usar cualquiera que le convenga mejor, o también puede usar una combinación de ambos, la idea es aproximarse al “Yo soy” en su pureza absoluta.
7. Cada palabra del Gurú refleja su asombrosa sabiduría, y las preguntas que hace al aspirante son de naturaleza muy profunda. Todo lo que él diga o pregunte está cargado de instrucciones para que las sigamos.
8. Los esfuerzos del Gurú son para hacerle comprender y realizar la absoluta pureza del “Yo soy”. Encontrar respuestas a preguntas como: ¿Cuando fue la primera vez que supo que “usted es”? O, ¿puede estar el sentimiento de “Yo soy” sin ser uno o el otro? Ambas le conducen al “Yo soy” en su pureza absoluta.
9. Las declaraciones del Gurú que le conducen al “Yo soy” puro son (tales) como: el sentimiento “Yo soy” siempre está con usted, sólo que usted le ha agregado todas las cosas (contaminantes)- cuerpo, sentimientos, pensamientos, ideas, posesiones, etcétera. Todas estas auto-identificaciones son engañosas. A causa de ellas usted cree ser lo que no es.
10. El Gurú nos recomienda repetidamente la Sadhana (Práctica) de morar en el “Yo soy”: el sentimiento de ser, de “Yo soy”, es el primero en surgir. Pregúntese a usted mismo de dónde viene esto, o sólo obsérvelo silenciosamente. Cuando la mente permanece en el “Yo soy”, sin movimiento, usted entra en un estado que no puede ser expresado con palabras, pero que puede ser experimentado. Todo lo que usted tiene que hacer es intentarlo y volver a intentarlo.
11. Convénzase de que todo lo que puede decir verdaderamente sobre usted mismo es “Yo soy”, de una buena mirada a eso, porque todas las definiciones únicamente se aplican a su cuerpo y sus expresiones. Por la convicción de “Yo soy”, su obsesión con el cuerpo se marchará.
12. La convicción de que la única declaración verdadera sobre mí mismo es “Yo soy” llegará siendo ferviente, buscando, investigando, poniendo en duda diariamente y a cada hora, dando su vida por este descubrimiento.
13. Rechace todos los pensamientos excepto uno: “Yo soy”, la mente se rebelará en el comienzo, pero con práctica, paciencia y perseverancia, cederá y se mantendrá en calma. Una vez que usted esté en calma, las cosas comenzarán a suceder espontáneamente y de forma totalmente natural, sin ninguna interferencia de su parte.
14. ¿Por qué no se aparta usted de todas sus experiencias hacia el experimentador? Usted debe comprender plenamente la importancia de la única declaración verdadera que puede hacer: “Yo soy”. Únicamente “Yo soy” es todo (sin complementos, sin adjuntos).
15. Sólo tenga presente el sentimiento “Yo soy”, fúndase en él, hasta que su mente y el sentimiento se hagan uno. Por repetidos intentos usted tropezará con el correcto equilibrio de la atención y el sentimiento, y su mente estará firmemente establecida en el pensamiento-sentimiento “Yo soy”.
16. Recuerde siempre que en todo lo que usted pueda pensar, decir o hacer, este sentimiento de existencia inmutable y afectuosa permanece como el fondo siempre presente de la mente, como el sentimiento-pensamiento “Yo soy”.
17. No se preocupe por nada que usted quiera, piense o haga, sólo permanezca establecido en el sentimiento-pensamiento “Yo soy”, enfocando “Yo soy” firmemente en la mente. En el momento que usted se desvíe, recuerde: todo lo que es perceptible y concebible es pasajero, y sólo el “Yo soy” permanece.
18. Confié en mi Gurú, él me dijo que me concentrara en “Yo soy”- y lo hice. Él me dijo que estoy más allá de todo lo que es perceptible y concebible– le creí. Aunque tuviera que trabajar para mantener a mi familia viva, entregué mi corazón y alma, mi atención entera y todo mi tiempo libre a la Sadhana (práctica).
19. Establézcase firmemente en la conciencia de “Yo soy”. Este es el el principio y también el final de todos los esfuerzos. Usted puede elegir cualquier camino que le convenga, pero al final es su sinceridad la que determinará la velocidad del progreso. A consecuencia de la fe y la sinceridad realicé mi Swarupa (Sí mismo) en tres años.
    20. A fin de conocer lo que usted es, debe averiguar primero lo que no es, y para eso debe observarse a usted mismo cuidadosamente, rechazando todo lo que no vaya necesariamente con el “Yo soy”. Las ideas: he nacido en un lugar y momento determinados, de mis padres, y ahora Yo soy tal y tal, viviendo en, casado con, padre de, empleado por, etcétera, no son inherentes al sentimiento “Yo soy”. Nuestra actitud habitual es “Yo soy esto” o “aquello”.
    21. Separe consecuentemente y perseverantemente el “Yo soy” de “esto” o “eso”, y trate de sentir lo que significa ser, sólo ser, sin ser “esto” o “eso”. Cuanto más claramente entienda que al nivel de la mente usted puede ser descrito sólo en términos negativos, más rápido llegará al final de su búsqueda y realizará su ser ilimitado.
22. Entienda bien que sin el “Yo soy” no hay nada. Todo conocimiento es sobre el “Yo soy”. Las ideas falsas sobre el “Yo soy” conducen a la esclavitud, el conocimiento correcto conduce a la libertad y la felicidad.
23. Sólo vea que el sentimiento de “Yo soy” es verdaderamente usted mismo. Usted no puede separarse de ello, pero puede transmitirlo a algo, como al decir, soy joven, soy rico y así sucesivamente. Pero recuerde siempre que la totalidad de tales auto-identificaciones son evidentemente falsas y la causa de la esclavitud.
24. Abandone todas las preguntas excepto una: “¿quién soy yo?” Después de todo, el único hecho del que usted está seguro es de que “usted es”. El “Yo soy” es seguro, el “Yo soy esto” no lo es. Luche por averiguar lo que usted es en realidad.
25. Ese es el “Yo soy” que usted ama ahora mismo y lo que más. Entregue su corazón y mente al “Yo soy”, no piense en nada más. Esto, cuando es sin esfuerzo alguno y natural, es el estado más elevado. En él, el amor mismo es el amante y el amado.
26. Sumérjase profundamente dentro de usted mismo y aférrese al “Yo soy”. Concentrando la mente en el “Yo soy”, el sentimiento de ser, el “Yo soy así-y-así” se disuelve. “Yo soy sólo el testigo” permanece, y aquel también se sumerge en “Yo soy todo”. Después el todo se convierte en el “Uno”, el indivisible, el eterno.
27. Aférrese a la única cosa que importa, aférrese al “Yo soy” y deje ir todo lo demás- esta es la Sadhana (Práctica). La concentración en “Yo soy” es una forma de atención. Preste su atención individual e indivisible a la cosa más importante en su vida- usted mismo.
28. Mi consejo para usted es muy simple- sólo recuérdese a usted mismo “Yo soy”, eso es bastante para sanar su mente y llevarle más allá, sólo tenga un poco de confianza.
29. La Sadhana (Práctica) consiste en recordarse a uno mismo constantemente de la pura “eseidad”(cualidad de ser, n.t) de uno, de no ser algo en particular, ni una suma de detalles, ni siquiera la totalidad de todos los detalles que conforman un universo. Es correcto decir “Yo soy”, pero decir “Yo soy esto” o “Yo soy aquello” es un signo de falta de indagación, falta de examen, de debilidad mental o letargo.
    30. Permanezca con el “Yo soy” y rechace todo lo demás. Esté satisfecho con aquello de lo que usted está seguro, y la única cosa de la cual puede estar seguro es de “Yo soy”. Esto es Yoga.
31. Cuando repito- “Yo soy”, “Yo soy”, simplemente afirmo y reafirmo una verdad siempre presente. Usted se ha cansado de mis palabras porque no ve la verdad viviente detrás de ellas. Póngase en contacto con esto, y encontrará el sentido pleno de ambos, de las palabras y del silencio.
32. Abandone todas las ideas sobre usted mismo y simplemente sea. Deje de hacer uso de su mente y vea lo que sucede. Haga esto a conciencia. Eso es todo. El auto-recuerdo, la conciencia de “Yo soy”, madura al hombre poderosa y rápidamente.
33. Vea claramente que su sentimiento de “Yo soy” que parece estar en el mundo, no es del mundo. Una vez que usted comprende que el mundo es su propia proyección, se libera de ello. No hay ninguna necesidad de liberarse de un mundo que no existe excepto en su imaginación.
34. En este momento usted ha mezclado su ser o “Yo soy” con la experiencia, y tiene que separarlo del enredo de las experiencias. Una vez que haya conocido el “ser” puro o “Yo soy” sin ser “esto” o “aquello”, lo discernirá entre las experiencias y ya no será engañado por los nombres y las formas.
35. Mi Gurú me dijo que me aferrara al sentimiento de “Yo soy” tenazmente, y que no me desviara de él ni siquiera un momento. Hice todo lo posible por seguir su consejo, y en un tiempo comparativamente corto realicé la verdad de su enseñanza. Todo lo que hice fue recordar su enseñanza, su cara, y sus palabras constantemente. Esto llevó la mente a un límite, y en la calma de la mente me vi a mí mismo como Yo soy- sin ataduras.
36. Usted debe comprender que en la búsqueda de la realidad, Dios, Gurú y sí mismo son lo mismo, ya que cuando uno es encontrado, todos son encontrados. Cuando “Yo soy” y “Dios es” llegan a ser indistinguibles, usted sabrá sin duda que “Dios es” porque “Yo soy”, y “Yo soy” porque “Dios es”. Los dos son uno.
37. Vuelva al estado del ser puro, donde el “Yo soy” todavía está en su pureza antes de que sea contaminado con “Yo soy esto” o “Yo soy aquello”. Su carga es la falsa identificación- abandónelas todas.
38. Simplemente seguí la instrucción de mi Gurú, la cual era que debía concentrar la mente en el ser puro, “Yo soy”, y permanecer en ello. Yo solía sentarme durante horas seguidas, solamente con el “Yo soy” en mi mente, y pronto la paz, la dicha y un profundo amor que todo lo abarca llegaron a ser mi estado normal. En eso, todo desaparecía- yo mismo, mi Gurú, la vida que yo vivía, el mundo alrededor de mí. Sólo permanecían una paz y un silencio insondables.
39. Preste toda su atención al nivel en el cual el “Yo soy” es eternamente presente. Pronto comprenderá que la paz y la felicidad están en su misma naturaleza, y es sólo al buscarlos por algunos canales particulares que los perturba. Evite la perturbación, eso es todo.
40. En primer lugar, confíe en mí, confíe en el Gurú. Esto le permite dar el primer el paso- y luego su confianza será justificada por su propia experiencia. Cuando digo que recuerde “Yo soy” todo el tiempo, quiero decir que vuelva a ello repetidamente. Un pensamiento particular no puede ser el estado natural de la mente, sólo el silencio. Cada experiencia sucede contra un fondo de silencio.
41. Mi Gurú me dijo: Usted no es lo que cree ser. Averigüe lo que usted es. Observe el sentimiento “Yo soy”, encuentre su verdadero ser. Le obedecí porque confié en él, hice cuanto él me dijo. Todo mi tiempo libre lo pasé observándome a mí mismo en silencio. Y esto hizo la diferencia, y cómo de pronto. Me llevó sólo tres años realizar mi verdadera naturaleza.
42. Confíe en el Gurú, como yo lo hice. Mi Gurú me ordenó que me ocupara del sentimiento “Yo soy” y no prestara atención a nada más. Sólo obedecí. No seguí ningún curso particular de respiración o meditación, o estudio de las escrituras.
43. Independientemente de lo que suceda, únicamente desvíe su atención lejos de ello y permanezca en el sentimiento “Yo soy”. Parece simple, y hasta ordinario, ¡pero funciona! La obediencia de las enseñanzas del Gurú es un poderoso disolvente de todos los deseos y miedos.
44. Entregue su corazón y mente a la meditación en el “Yo soy”, qué es esto, cómo es esto, cual es su fuente, su vida, su significado. Esto es muy similar a cavar un pozo. Usted rechaza todo lo que no es agua, antes de alcanzar la fuente la de la vida.
45. Obsérvese a usted mismo constantemente- eso es suficiente. La puerta que le encierra a usted dentro es también la puerta que le permite salir. El “Yo soy” es la puerta, permanezca en ella hasta que se abra. De hecho está abierta, sólo que usted no está en ella.
46. Me enseñaron a prestar atención a mi sentimiento de “Yo soy” y lo encontré sumamente eficaz. Por lo tanto, puedo hablar de ello con plena confianza.
47. Su morar en la realidad del “Yo soy” creará pronto otra posibilidad, pues la actitud atrae la oportunidad. Todo lo que usted sabe es de segunda mano, sólo el “Yo soy” es directo y no necesita ninguna prueba, permanezca con ello.
48. La atención de la “yosoidad” siempre está en el estado despierto, pero no estamos alertas para verlo. No hay ninguna otra consideración que continuar. Sea atento a aquella atención “Yo soy”.
49. Enfoque toda su atención en el “Yo soy”, sin prestar ninguna al cuerpo. No deje a su atención vagar lejos del conocimiento de la eseidad, “Yo soy”. Manténgase en el conocimiento “Yo soy”, y a través de esta insistencia usted llegará a conocer el estado que quiere alcanzar.
50. Abrace todos los átomos del universo con el sentimiento de que todos ellos han venido dentro de mí en la forma del conocimiento de “Yo soy”. El mismísimo centro de todos los átomos está impregnado por aquel conocimiento de “Yo soy”.
51. Usted debe meditar sobre el “Yo soy” sin aferrarse al cuerpo y la mente, y mientras lo haga, recuerde también, “yo no tengo ningún miedo, estoy más allá del miedo”. Le digo que el miedo disminuirá de forma gradual y se irá completamente, porque yo lo digo. La medicina para el miedo es mi palabra.
52. Usted sabe que está sentado aquí. Esté atento sólo a aquel conocimiento. Permanezca sólo en su eseidad. Este conocimiento “Yo soy” ha creado el universo entero, agárrese a él, nada más tiene que ser hecho.
53. No se envuelva en algo, permanezca en el conocimiento “Yo soy” y no se (deje) llevar otra vez en una borrachera intelectual. El conocimiento “Yo soy” habla (del) conocimiento sobre sí mismo sólo en el “Yo soy”.
54. Aférrese al sentimiento de “Yo soy”, no contamine aquel estado agarrándose al sentimiento del cuerpo. Usted se preocupa debido al intelecto, pero sólo tiene que permanecer en este “Yo soy” con fe, no tiene nada más que hacer. Probablemente no dará en el blanco de aquel incidente si trata de usar el intelecto. Sólo déjelo pasar.
55. Estabilícese incondicionalmente en el conocimiento de “Yo soy”, y entonces usted es la “yosoidad” manifiesta- no más un individuo. En el estado manifestado de “yosoidad” no existe la cuestión de que usted haga ninguna cosa, porque no es más un individuo.
56. Su primer paso es la yosoidad, abrazar el conocimiento “Yo soy”, ser eso. Espontáneamente, inconscientemente, su eseidad ha aparecido. Intencionadamente usted no sabe “ahora yo voy a ser”, sólo después de la formación de la “yosoidad” usted conoce el “Yo soy”.
57. Sin hacer nada, usted tiene el conocimiento “Yo soy”. Inmenso coraje, heroísmo y convicción de lo que “usted es”, que es “Ishwara” (Dios), usted es eso. Yo le estoy dando instrucciones en cuanto a su “ser sin comienzo”, pero usted prefiere ser aquella forma de mono. Usted no está preparado para abandonar esta forma.
58. Si usted quiere recordarme, y si tiene amor hacia mí, recuerde este principio de “Yo soy”, y sin la orden o dirección de este principio, no haga nada.
59. Una vez que entienda que usted es únicamente aquel “Yo soy” y no esta forma encadenada, no se requiere ninguna liberación, aquel sí mismo es la liberación.
60. Usted debe mantener este conocimiento “Yo soy” en el orden apropiado. El “Yo soy” es el instrumento por el cual usted obtiene todo conocimiento. Adore este “Yo soy”, elimine toda la adulteración, la suciedad. Este conocimiento mismo muestra toda la suciedad impuesta sobre él. Ni siquiera el espacio es tan puro como el conocimiento del “Yo soy”.
61. Ríndase al “Yo soy”, estabilícese en él, si no hace esto, sus mismos conceptos serán muy peligrosos para usted- ellos le estrangularán hasta la muerte.
62. Mantenerse en el “Yo soy” es el método más simple, usted sabe lo que usted es, sólo permanezca allí. El conocimiento del “Yo soy” es la misma fuente de toda la energía, la fuente de todos los Dioses, de todos los tipos de conocimiento.
63. Sea uno con el conocimiento de “Yo soy”, la fuente de la conciencia, la eseidad misma. Si usted busca aquella paz que es inestimable, sólo puede ser a través de establecerse en el conocimiento con firme convicción. Por convicción quiero decir sin dudar, firme, inquebrantable, sin vacilar nunca– tener aquel tipo de convicción en su eseidad.
64. Recuerde el conocimiento “Yo soy”- que penetra todo– sea sólo esto y abandone el resto. Si usted no tiene el conocimiento, ¿qué está buscando? Usted debe ser, sólo entonces la búsqueda puede comenzar.
65. Llegue a conocer el conocimiento “Yo soy” sin palabras cuando despierte. Conocer el sí mismo, permanecer en el auto-conocimiento, no es un mero saber intelectual. Usted debe ser eso, y no debería alejarse de ello. Permanezca firme.
66. Siéntese silenciosamente siendo uno con el conocimiento de “Yo soy”, entonces usted no está concernido con el mundo o lo que pasa en el mundo. Cuando usted no es consciente de la existencia del cuerpo, las experiencias no son registradas.
67. Adore el conocimiento de “Yo soy” como Dios, como su Gurú. El conocimiento “Yo soy” es su Gurú, permanezca en él. Este hábito de considerar el sí mismo como el cuerpo ha influenciado a todos demasiado.
68. Cada uno de ustedes debe decir “Yo soy” y realizarlo. No diga “Yo soy esto” o “Yo soy eso”, sólo permanezca en su propio ser, “usted es”, así que “sólo sea”. Espontáneamente sabe que “usted es”, permanezca allí.
69. Usted debe recordar continuamente que el conocimiento “Yo soy” significa conocer todos los Dioses, todos los “Vedas”, es el “Brahman”. En este proceso de recuerdo debería desprenderse del cuerpo, entonces aquella consciencia será definitivamente la más elevada.
70. Fue el conocimiento “Yo soy” el que apareció primero, más tarde usted se abrazó al cuerpo. Aférrese únicamente al “Yo soy” y no haga ninguna pregunta. Usted llegará a conocer su sí mismo- “Yo soy”, morar en esto es Bhakti (Devoción).
71. Aferrándose al conocimiento “Yo soy”, la fuente del conocimiento se elevará dentro de usted revelando el misterio del universo. La consciencia es el sentimiento del conocimiento “Yo soy” sin palabras, que ha aparecido inconscientemente y sin solicitarlo. Sólo en el reino del conocimiento “Yo soy” pueden una experiencia y el mundo ser.
72. Usted debe quedarse establecido en la fuente de su creación, en el comienzo del conocimiento “Yo soy”. Si usted no consigue esto, estará enredado en las cadenas forjadas por su mente y atrapado en las de otros.
73. Morar en el conocimiento “Yo soy” es su verdadera religión, y es comprendiendo el conocimiento del “Yo soy”- el “atma-jnana” (conocimiento del sí mismo) que usted debe reconocer el atman (sí mismo).
74. Comprenda que, tal como el espacio es todo-penetrante, de la misma manera el conocimiento “Yo soy” es todo-penetrante, ilimitado e infinito. Qué extraño, ¡tal principio supremo es tratado como si fuera un cuerpo!. Todo el sufrimiento es debido a esta errónea identidad, si usted le da el honor más alto que se le debe, no se someterá más al sufrimiento o la muerte.
75. Siéntese en profunda meditación con su sentido de ser totalmente infundido únicamente con el conocimiento del “Yo soy”. Entonces le será revelado intuitivamente en cuanto a cómo y por qué surgió su sentido de “yosoidad”. Consciencia, eseidad, yosoidad, todos son lo mismo, antes de la emanación de cualquier palabra.
76. ¿Qué es la meditación? La meditación no es este cuerpo-mente meditando como un individuo, sino que es este conocimiento “Yo soy”, esta consciencia, meditando sobre sí misma. Entonces la consciencia desplegará su propio sentido.
77. No se concentre en el cuerpo, debido a un cuerpo usted se llama a sí mismo hombre o mujer. Sólo aférrese al conocimiento “Yo soy”, sin el sentido del cuerpo, más allá de nombre, forma o diseño.
78. Usted debe tener una convicción firme de que “Yo soy” es sólo “Yo soy”, sin la forma cuerpo-mente- el conocimiento “Yo soy” en su pureza absoluta. No hay técnicas, excepto la convicción firme de que “Yo soy” significa sólo “Yo soy”.
79. La convicción de sólo “Yo soy” puede ser reforzada por la meditación. Meditación significa el conocimiento “Yo soy” permaneciendo en el conocimiento “Yo soy”, que es el conocimiento “Yo soy” meditando sobre sí mismo y en ninguna otra cosa que en sí mismo.
80. Cuando usted se sienta para la meditación, la primera cosa que debe ser hecha es comprender que no es esta identificación del cuerpo la que se sienta para la meditación, sino que es este conocimiento “Yo soy”, esta consciencia, la que se sienta para la meditación y está meditando sobre sí misma.
81. La meditación con la comprensión de que el conocimiento “Yo soy” es la meditación en sí misma facilita las cosas. Cuando el conocimiento “Yo soy” o la presencia consciente se unifica en sí misma surge el estado de “Samadhi”. El sentimiento conceptual “Yo soy” o “yo existo” desaparece y se fusiona en la eseidad misma.
82. En este cuerpo, la consciencia está presente o el conocimiento “Yo soy”, como yo lo llamo. Usted debería identificarse a sí mismo como este conocimiento “Yo soy”, es el único capital que usted tiene, así que aférrese a ello, medite y deje que despliegue todo el conocimiento que tenga que desplegar.
83. Después de haber confirmado que usted no es el cuerpo, debe meditar identificándose con el conocimiento “Yo soy”. Sólo debe morar en este conocimiento “Yo soy” sin palabras, estabilizarse allí. Cualquier duda que tenga será aclarada por aquel mismo conocimiento.
84. Olvide todo sobre las disciplinas físicas conectadas con esto. Le digo que el principio “Yo soy” que mora en el interior, el conocimiento que “usted es”, usted tiene que “ser” eso. Sólo sea eso, con aquel conocimiento “Yo soy” agarrado al conocimiento “Yo soy”.
85. Usted sabe que está sentado aquí, sabe que “usted es”, ¿le requiere algún esfuerzo especial agarrarse a aquel “usted es”? Usted sabe que “usted es”, sólo more en ello. El principio “Yo soy” sin palabras, en sí mismo es el Dios de todo.
86. Debe realizar el voto de que usted no es el cuerpo, sino únicamente el principio “Yo soy” que mora en el interior. Si usted se identifica con el cuerpo, tal identificación debe ser abandonada, sacrificada. Su verdadera identidad no tiene ningún cuerpo ni pensamiento. Y este sí mismo, el conocimiento espontáneo de “Yo soy”, es lo que usted es. Ya que el sí mismo no es el cuerpo, el sí mismo no es ni masculino, ni femenino.
87. Con convicción firme usted debe morar sólo en este conocimiento “Yo soy”, privado del sentido de la mente y del cuerpo, sólo “Yo soy”. Si usted mora allí, poco a poco esto madurará, le revelará todo el conocimiento, y usted no necesita ir a nadie más.
88. Para la paz eterna usted debe morar en sí mismo, saber cómo aparece este toque del “Yo soy”. Todo otro conocimiento es inútil en esta conexión.
89. Una vez que usted comprende que el “Yo soy” es puramente “Yo soy” sin forma, y no esta forma corporal encadenada- entonces ninguna liberación es requerida. Estar estabilizado en esta eseidad, que no tiene ni nombre ni forma, es en sí mismo la liberación.
90. Usted tiene que permanecer en esta eseidad o “Yo soy” con fe firme, sin tener ninguna identificación con el cuerpo, personalidad, nombre y forma. Llevará un tiempo para que esta convicción arraigue, pero persista.
91. More en el principio “Yo soy” por un tiempo suficientemente largo. Tómelo como que usted es “Eso”. “Eso” no significa ninguna forma, ningún diseño. Todo lo que usted ve pertenece sólo a “Eso”, a su “yosoidad”. ¡Espontáneamente “Eso es”! Usted es “Ese” principio. No trate de desenmarañarlo con su intelecto. Sólo observe y acepte esto como es.
92. Sólo trate de ser “Yo soy”, sin esfuerzo o concentración, cuando “usted es” la “yosoidad”, la eseidad está automáticamente allí. Independientemente, “usted es” sin hacer ningún esfuerzo, permanezca allí. No trate de interpretar la “yosoidad”.
93. Sólo permanezca en aquel principio “Yo soy”, no hay ninguna disciplina para esto. El “Yo soy” en la forma del cuerpo puede alcanzar el estado más alto, si usted lo acepta y mora allí, evita el nacimiento y la muerte.
94. Vaya al nivel del “Yo soy” y more allí. Como usted está al nivel del cuerpo, se deleita en todas estas cosas objetivas. Si va al nivel del “Yo soy” y se mantiene firmemente allí, entonces todas estas cosas externas perderán la fascinación para usted.
95. Simplemente, comprenda que la consciencia “Yo soy” en usted en su prístina pureza es Dios, el creador del universo. De esta manera, si quiere algo, rece a esta consciencia “Yo soy” en usted.
96. Su convicción de que el conocimiento “Yo soy” es Dios debe crecer día a día. No se preocupe por el cuerpo, por la meditación constante, cuando Dios esté complacido, usted tendrá el conocimiento completo en el reino de la consciencia. Usted puede ir a todas partes, pero no olvide que el conocimiento “Yo soy” es Dios.
97. Usted debe encontrar la fuente del concepto primordial del “Yo soy”. Preste toda su atención al conocimiento “Yo soy” y medite sólo sobre esto. El conocimiento “Yo soy” tiene que ser obtenido manteniendo el conocimiento “Yo soy”.
98. El proceso del conocimiento “Yo soy” meditando sobre el conocimiento “Yo soy” producirá la semilla que se convertirá lentamente en un gran árbol y que en sí misma le proporcionará todo el conocimiento.
99. La Sadhana, la disciplina, sólo es esto: el conocimiento que está morando en este cuerpo, la quintaesencia de las tres “gunas” (cualidades)– el conocimiento “Yo soy”, “Yo soy eso”- este es el paso inicial. Usted debe ser uno con esto, morar solamente en esto. Usted tiene que pensar “yo no soy el cuerpo, sino que soy el conocimiento sin forma, sin nombre, que mora en este cuerpo”, eso es el “Yo soy”.
100. Usted debe morar durante el tiempo suficiente en el conocimiento “Yo soy”, entonces todas las dudas que tiene serán aclaradas por aquel mismo conocimiento de “Yo soy”. Brotará con vida y significado para usted, destinado sólo para usted, y todo se volverá claro. Ningún conocimiento externo será necesario.
101. ¡Convicción! Esa es la única técnica para la Sadhana (práctica), y si usted está pensando en cualquier iniciación, ¡sólo las palabras del Gurú de que usted no es el cuerpo!. Esa es la iniciación. Permanezca establecido allí, en aquel estado (en el conocimiento “Yo soy”).
102. El Gurú, de todas las maneras posibles, nos hace comprender nuestro sentido de “existencia”, “presencia”, o el sentimiento ‘”Yo soy”, que usted también puede llamar conocimiento o conciencia en su pureza absoluta. Con esta comprensión el Gurú nos aconseja que hagamos la Sadhana (la Práctica) de permanecer en el “Yo soy”.
103. Permaneciendo en el “Yo soy” en su pureza absoluta durante un tiempo suficientemente largo, él nos asegura por su propia experiencia que realizaremos nuestro verdadero ser ilimitado- el indivisible, el eterno, el “Parabrahman”(Absoluto).
104. Hablándonos sobre el '”Yo soy” y la Sadhana (práctica) de permanecer en el '”Yo soy”, el Gurú nos ha dado ya algunas indicaciones sobre nuestro verdadero ser, usando palabras como “ir más allá”, ‘”lo ilimitado”, “lo eterno”, “el estado sin esfuerzo alguno, natural y más elevado”. Veamos ahora lo que él dice más definitivamente sobre trascender el “Yo soy” y ser el “Parabrahman” (Absoluto).
105. (i) Mi Gurú me indicó que al principio yo no tuve nada que ver con todo esto, y que todo lo que tengo para solucionar este misterio de la vida es el conocimiento del “Yo soy”, sin el cual no hay nada.
(ii) Entonces obtuve eso (“Yo soy”) como mi Gurú me dijo, y luego quise averiguar como ocurrió este aspecto corporal sin mi conocimiento, y como solo sobre aquel tenía lugar cualquier otro conocimiento, y que otra vez era un resultado de los cinco elementos. Por lo tanto, todo lo que alguien piense que tiene, es pura ignorancia, y lo sé desde mi propia experiencia.
(iii) Si esto es ignorancia, entonces, ¿dónde está mi eseidad? Mi eseidad está en una ciudad que no es ciudad, en un lugar que no es lugar. ¿Cómo llegó a suceder esto? A causa del conocimiento “Yo soy”, que es ignorancia, Maya, que ocurre de repente, sin que yo lo pida.
(iv) Una vez que había sucedido, a esta Maya (el conocimiento “Yo soy”) le gustó lo que había creado y quiso que esta eseidad durara para siempre. Maya abrazó esto con tal fiereza que, a cualquier coste, quiere prolongar la existencia de esta eseidad mientras pueda.
106. (i) Mi Gurú me indicó el hecho de que la única cosa que usted tiene y que puede utilizar para desenmarañar el misterio de la vida es este conocimiento del “Yo soy”. Sin esto no hay absolutamente nada.
(ii) Entonces lo obtuve (el conocimiento “Yo soy”) como mi Gurú me había aconsejado, y luego quise averiguar cómo el aspecto espiritual del “yo” ocurrió sin mi conocimiento.
(iii) En mi Incondicionalidad pura, que no tiene ningún lugar, y ninguna forma o estructura, vino este conocimiento “Yo soy”, que tampoco tiene ninguna forma o estructura. Por lo tanto, esto aparece, y es sólo una ilusión.
107. (i) El Gurú le dice “deshazte de los conceptos, sólo se tu mismo”. El buscador, habiendo entendido lo que el Gurú dijo, se deshace de los conceptos, y ahora, como primer paso, el buscador mora en el estado “Yo soy”, sólo siendo.
(ii) Primero de todo está el conocimiento del “Yo soy”, sin palabras, con aquel conocimiento el mundo es. Ahora, cuando el buscador entra en meditación, aquel conocimiento entra en el no-conocimiento.
(iii) Este es el estado más alto en la jerarquía, cuando el aspecto del cuerpo está allí porque este conocimiento y no-conocimiento son aspectos del cuerpo, y cuerpo significa consciencia, y en el reino de la consciencia, existen conocimiento y no-conocimiento.
(iv) El Absoluto trasciende conocimiento y no-conocimiento. De este modo, el no-conocimiento es lo más elevado en la jerarquía de la espiritualidad, y el destino es la transcendencia de conocimiento y no-conocimiento.
108. (i) En esta jerarquía espiritual, desde lo más burdo a lo más sutil, usted es lo más sutil. ¿Cómo puede esto ser realizado? La misma base es que usted no sabe (que) usted es, y de repente aparece el sentimiento “Yo soy”. (En) el momento (en que eso) aparece usted ve espacio, espacio mental, aquel espacio sutil como el cielo, estabilícese allí. Usted es eso.
(ii) Cuando es capaz de estabilizarse en aquel espacio, usted es sólo el espacio. Cuando esta identidad “Yo soy” semejante al espacio desaparece, el espacio también desaparecerá, no hay espacio.
(iii) Cuando este “Yo soy” semejante al espacio entra en el olvido, es el estado eterno, “nirguna” (sin cualidades), sin forma, sin eseidad. Realmente, ¿Qué sucedió? Este mensaje “Yo soy” no era ningún mensaje.
109. (i) He experimentado la totalidad de las cuatro clases de palabra y las he trascendido. Raramente seguirá alguien esta jerarquía para estabilizarse en la consciencia y trascender la consciencia.
(ii) Comenzando desde “Vaikhari” (palabra hablada), normalmente escuchamos las palabras (pronunciadas o dichas), de “Vaikhari” vamos a “Madhyama” (pensamiento-mental de la palabra o palabra tangible). Observando la mente estamos en “Pashayanti” (palabra formativa o intangible) donde sucede la formación del concepto.
(iii) Desde allí (“Pashayanti”) a “Para” (“Yo soy” sin palabras) y de “Para” a antes de la conciencia. Esta es la línea a seguir, pero sólo alguien raro la sigue- hacia atrás, marcha atrás.
110. (i) ¡No haga nada, absolutamente nada! Sólo sea, sólo sea el conocimiento “Yo soy” y more allí. Para empaparse de esto, medite sólo sobre la eseidad. Aférrese al conocimiento “Yo soy” en la meditación. En este proceso de realización ocurre que “Yo” el Absoluto no soy la “guna” (cualidad) “Yo soy”.
(ii) Por lo tanto, en la meditación no debe ser retenido nada en la memoria. Sin embargo alguna cosa aparecerá en la pantalla de la memoria, pero usted será indiferente, sólo sea, no haga nada. Absténgase de agarrar algo en la meditación, (porque) en el momento que lo hace, la otredad comienza, y la dualidad también.
(iii) Nada debe ser hecho. Entonces todos sus misterios serán solucionados y disueltos. “Mulamaya” -que es la ilusión primordial- liberará su completo dominio sobre usted y se esfumará
111. (i) Usted debe llegar a una decisión firme. Debe olvidar el pensamiento de que usted es el cuerpo y ser sólo el conocimiento “Yo soy”, que no tiene ninguna forma, ni nombre. Sólo sea.
(ii) Cuando usted se estabiliza en aquella eseidad (“Yo soy”), le entregará todo el conocimiento y todos los secretos, y cuando le entregue los secretos, trascenderá la eseidad (“Yo soy”). Entonces usted, el Absoluto, sabrá que tampoco es la consciencia.
(iii) Habiendo obtenido todo este conocimiento, habiendo entendido qué es qué, prevalece un tipo de quietud, una calma, la Eseidad (“Yo soy”) es trascendida, pero la eseidad (“Yo soy”) está disponible.
112. (i) Suponga que se le hace una pregunta, ¿qué era usted hace cien años atrás? Usted contestaría “yo no era (o existía)”. Aquello significa que yo no era como “este”, como el presente “Yo soy”.
(ii) ¿Quién (¿y cómo) podría (él) decir “yo no era (o existía) como este”? Quien dice esto, ¿no estaba él allí? El que era antes de hace cien años no era este presente “Yo soy”, pero él era y es ahora.
(iii) Este es un punto sutil, así que trate de entenderlo claramente. Cuando digo que “yo no era (o existía)” antes de la concepción, entonces lo que realmente quiero decir es que no era como el presente “Yo soy”. Pero aquel “yo” que puede discernir esto debió estar allí para juzgar la ausencia del presente “Yo soy”.
113. El primer paso es ir a este estado “Yo soy”, permanecer allí y después unirse e ir más allá. Trate de sostener este “Yo soy”, permaneciendo indiferente tanto a los pensamientos buenos como malos. Después de que el “Yo soy” se une en la conciencia pura, el universo entero desaparece como si nunca hubiera existido.
114. El primer paso es ir al “Yo soy” y morar allí, y desde allí usted irá más allá de conciencia y no-conciencia hasta la conciencia infinita. En aquel estado permanente de “Parabrahman” (Absoluto) usted llega a estar completamente sin deseos y silencioso, y ni siquiera surge el pensamiento “Yo soy”.
115. Yo le estoy hablando de este principio “Yo soy” una y otra vez. Todas las preguntas serán trascendidas una vez que usted esclarezca el misterio del “Yo soy”. El conocimiento “Yo soy” es el alma del mundo entero. El testigo del conocimiento “Yo soy” es anterior al conocimiento “Yo soy”.
116. El “Yo soy” es la suma total de todo lo que usted percibe. Aparece y desaparece espontáneamente, no mora en ningún lugar. Es como un mundo de sueño. Usted está separado de “Yo soy”. “Yo soy” es una ilusión. El conocimiento “Yo soy” y el mundo son engaños de maya.
117. El estado en el cual estaba antes de que adquiriera este conocimiento “Yo soy” es el estado real. Sólo después de que obtuvo este conocimiento se identificó con el cuerpo-mente. Todo lo que usted haya adquirido, incluyendo el cuerpo-mente, se irá y es inútil. Pero su estado original antes de que usted adquiriera el cuerpo, la verdad, es el estado real, y permanecerá.
118. Para comenzar, tiene que estar en esta eseidad o “Yo soy” sin el sentido del cuerpo. Ahora usted siente que es el cuerpo, pero cuando more en esta eseidad, sabrá que usted es sin el sentido del cuerpo, luego está separado.
119. No haga uso de nada excepto del conocimiento “Yo soy”, olvide todo lo demás. El “Yo soy” connota los tres estados, despertar, sueño y sueño profundo, “Yo soy” quiere decir que usted es estos tres estados, cuando éstos se han ido, la memoria también se ha ido.
120. Lo que usted debe atestiguar no son los pensamientos, sino la consciencia del “Yo soy”. Todo es una expresión del “Yo soy”, pero usted no es eso, usted es antes del “Yo soy”.
121. Nadie se convierte en un “Parabrahman” (Absoluto), nadie puede llegar a ser un “Parabrahman”, eso es. Antes de que el conocimiento “Yo soy” apareciera en usted, eso es “Parabrahman”. Si usted va hacia atrás correctamente, el conocimiento “Yo soy” desaparecerá, entonces no habrá ningún movimiento.
122. Cuando usted siente que está separado del sentimiento “Yo soy”, ¿no hay algo o alguien que sabe que hay una diferencia? Indague, ¿está usted separado inconscientemente?
123. Entienda lo que este principio del “Yo soy” es y habrá finalizado. Este “Yo soy” está en esclavitud debido a los conceptos. Entienda la cualidad de éstos conceptos. Yo quiero llevarle a aquel concepto “Yo soy”, que es la última avanzada de la ilusión, y ha deshacerse de él.
124. La eseidad “Yo soy” es simplemente un instrumento, no es usted. Uno que está completamente libre del ir y venir, y finalmente, uno que está completamente libre del mismo propio concepto de “Yo soy”, está completamente liberado.
125. El conocimiento “Yo soy” que mora dentro de usted, adore sólo eso. Cuando usted se separó del Absoluto con esta identidad del “Yo soy”, se sintió fragmentado, aislado, y por eso comenzaron sus demandas. En el Absoluto no hay ninguna necesidad, sólo el Absoluto prevalece.
126. La verdad es únicamente el Brahman absoluto (Purnabrahman o Parabrahman), y nada más que el Brahman absoluto. En un estado de Brahman absoluto surgió el toque de la eseidad, “Yo soy”, y con aquella separación iniciada, la otredad ha llegado. Pero esta “yosoidad” no es sólo un pequeño principio, en sí mismo es la “Mulamaya”, la ilusión primordial.
127. Le estoy llevando una y otra vez a la fuente del origen. Una vez que usted vaya a la fuente, sabrá que no hay ninguna agua, el agua son las nuevas del “Yo soy”.
128. Lo más esencial es aquel conocimiento del “Yo soy”. Reclámelo, aprópieselo como suyo propio. Si no está allí, no hay nada. El conocimiento de todas las etapas será obtenido sólo con la ayuda de este conocimiento del “Yo soy”. Desde el no-conocimiento Absoluto, ha aparecido espontáneamente esta consciencia del “Yo soy”- sin ninguna razón, sin ninguna causa.
129. Investigue el concepto “Yo soy”. En el proceso de intentar averiguar su identidad, o de esta búsqueda espiritual, todo sucederá en el reino de la consciencia. Finalmente tropezará, o culminará en el estado Absoluto de “Parabrahman”, que es sin deseo.
130. Antes de que la idea del “Yo soy” brotara, usted es, pero no sabe que es. Usted es antes de la idea del “Yo soy”. Establézcase usted mismo allí, antes de las palabras “Yo soy”.
131. Si usted tiene respeto hacia mí, recuerde mis palabras. El conocimiento “Yo soy” es mayor que Dios, el Gurú, sea uno con esto, intime con ello. Aquel sí mismo le bendecirá con todo el conocimiento relevante para usted en la proliferación de aquel conocimiento y le conducirá al estado que es eterno.
132. La llegada del conocimiento del “Yo soy”, el estado despierto y el estado de dormir profundo, todos girando dentro de un “Yo soy”, es conocida como nacimiento. Con este así llamado nacimiento comenzó toda la observación, ¿dónde estaba antes de esto la “yosoidad”? Esta no estaba allí.
133. Este principio “Yo soy” ha proporcionado el estado despierto y de dormir profundo. Yo no soy el estado despierto, no soy el sueño profundo- por lo tanto Yo, el Absoluto, no soy aquel “Yo soy”.
134. ¿Ha comprendido usted que el conocimiento mismo es ignorancia? Si fuera real habría estado allí eternamente- no tendría un principio y un final. Ahora la experiencia “Yo soy” es sentida, antes no lo era. Cuando no lo era, no fue requerida ninguna prueba, pero una vez que lo es, se requieren muchas pruebas.
135. Uno es el Absoluto, dos es el conocimiento, y tres es el espacio. Cuando no había ningún conocimiento, “Yo soy” es el número uno, más tarde es el sentido “Yo soy” que es el número dos, y luego es el espacio- el número tres.
136. Lo que llama “Yo soy” y nacimiento no es usted, es material. El conocimiento último no tiene ningún conocimiento. Este conocimiento “Yo soy” ha aparecido espontáneamente, a consecuencia del cuerpo. Véalo como lo que es, entiéndalo como es.
137. Usted debe tener una convicción fuerte- lo que significa practicar. Esta convicción significa no sólo “Yo soy”, sino que significa que soy libre del “Yo soy” también. Insista siempre en esto, usted es sin forma, libre y no condicionado. Usted debe trabajar en esto constantemente, esta es la práctica.
138. Usted es irreal - usted sabe que el “usted es” (“Yo soy”)- también es irreal. Este sentido de presencia es una falsedad, es como un sueño.
139. Todo este conocimiento ha amanecido en mí, yo no soy el conocimiento. El conocimiento “Yo soy” y todas sus manifestaciones son entendidas en la comprensión de que no soy eso.
140. La única manera espiritual de entender su verdadera naturaleza es averiguar la fuente de este concepto “Yo soy”. Antes de que el sentido de presencia llegara, yo estaba en aquel estado en el cual el concepto de tiempo nunca estuvo. Así, ¿qué es nacer? Es el concepto de tiempo, y aquel acontecimiento que es el nacimiento, la vida y la muerte juntos, constituye solamente tiempo, duración.
141. Todo es eseidad, pero Yo, el Absoluto, no soy esto. Cuando esta eseidad se vaya, el Absoluto no sabrá “Yo soy”. Aparición y desaparición, nacimiento y muerte, éstas son cualidades de la eseidad, no son sus cualidades.
142. ¿Quién habla? ¿Quién anda? ¿Quién se sienta? Éstas son expresiones de la química del “Yo soy”. ¿Es usted esa química? Usted habla del cielo y el infierno, este Mahatma o aquel otro, pero, ¿y usted? ¿Quién es usted? Usted no es esta química del “Yo soy”.
143. Por último, usted tiene que ir más allá del conocimiento, pero el conocimiento debe venir, y el conocimiento puede llegar por la constante meditación. Meditando, el conocimiento “Yo soy” se instala gradualmente y se fusiona con el conocimiento universal, y así se hace totalmente libre, como el cielo o el espacio.
144. En este cuerpo está el principio sutil “Yo soy”, aquel principio atestigua todo esto. Todavía, aún así usted no es aquel “Yo soy”. Cuando trasciende el “Yo soy” usted es eso que es eternamente presente, el “Parabrahman” (Absoluto).
145. Cuando usted comienza la espiritualidad rechaza el cuerpo-mente con “yo no soy esto”. Después usted llega al “Yo soy” único sin palabras. Después usted es todo, no limitado por el cuerpo.
146. Antes de que las palabras salgan, antes de que diga “Yo soy”, usted es. El hábito más arraigado que usted tiene es decir “Yo soy”. Este es el hábito raíz, pero esta “yosoidad” es irreal.
147. Hasta que usted reconozca y se identifique completamente con el conocimiento “Yo soy”, se identificará con el cuerpo. Cuando uno se desidentifica con el cuerpo, trasciende no sólo el cuerpo, sino la consciencia como fuente, ya que la consciencia es un producto del cuerpo.
148. Actualmente usted es este “Yo soy”, pero este “Yo soy” no es real. Lo que usted era antes de la aparición del del “Yo soy”, aquello es su verdadera naturaleza.
149. Trate de estabilizarse en el concepto primordial “Yo soy” a fin de perder aquel, y con este todos los otros conceptos. ¿Por qué soy totalmente libre? Porque he comprendido la no realidad de aquel “Yo soy”.
150. Siéntese silenciosamente siendo uno con el conocimiento “Yo soy”, entonces usted no está concernido con el mundo o lo que sucede en el mundo. Un “Jnani” (Realizado) no está obsesionado por ninguna calamidad o ningún problema, porque él ha trascendido el principio “Yo soy”.
151. Comience con el cuerpo. Del cuerpo obtiene el conocimiento “Yo soy”. En este proceso usted se hace cada vez más sutil. Cuando está en una posición para atestiguar el conocimiento “Yo soy”, ha alcanzado lo más alto.
152. Su individualidad debe marchar. El mundo entero se mueve sobre la base de un concepto, y es el “Yo soy”- el concepto fundamental de la individualidad de uno. Sólo aquel individuo que ha perdido su individualidad se ha unido con el “Parabrahman” (Absoluto).
153. Concentre su atención sólo en el conocimiento “Yo soy”. ¿Quién tiene el conocimiento “Yo soy”? Es la conciencia que conoce el “Yo soy”, de ahí que eso es otro, eso es más que el “Yo soy”, lo más alto. Sólo un estado no ilusorio puede conocer el estado ilusorio.
154. ¿No era usted incluso antes de haber dicho las palabras “Yo soy”? Únicamente permanezca. Allí. Hay comienza su espiritualidad, el principal “tu”, “Yo soy” sin palabras. La presencia sucede a aquel principio que es anterior a decir las palabras “Yo soy”.
155. Analice la muerte y encontrará que es esta cualidad “Yo soy”, la cualidad de eseidad, la que entra en el olvido. Sólo Yo, el Absoluto, permanece. Permanezco sólo, nunca me sucede nada a mí, el Absoluto.
156. ¿Qué es esto en usted que comprende este conocimiento de que “usted es”? - ¿o desde su punto de vista “Yo soy” sin nombre, título o palabra? Déjese caer en aquel centro más interior y atestigüe el conocimiento “Yo soy” y “sólo sea”.
157. Actualmente su “Yo soy” está en el estado de eseidad. Pero cuando usted no tiene el conocimiento de la ilusión del “Yo soy”, el estado de “Purnabrahman” o “Parabrahman” (Absoluto) prevalece. En ausencia del toque de la “yosoidad” usted es la totalidad completa, el estado de “Purnabrahman”, el estado permanente.
158. Cuando medite sobre el principio más alto en usted, que es el conocimiento “Yo soy”, vendrá una etapa cuando usted debe olvidarse a sí mismo totalmente. Este es un estado dichoso donde no hay ninguna necesidad de palabras, conceptos o hasta del sentido “Yo soy”. El estado no sabe que “es” y está más allá de la felicidad y el sufrimiento, y totalmente más allá de las palabras, es llamado el “Parabrahman”- un estado no-experimental.
159. Antes de que usted diga “Yo soy”, usted ya es. “Yo soy”, la palabra o el sentimiento “Yo soy” que usted tiene dentro de usted no es el estado eterno. Pero usted es eterno y antiguo.
160. La experiencia de que usted existe es “turiya” (el cuarto). “Turiya” significa donde la consciencia es, es llamado el principio del nacimiento. Uno que conoce “turiya” es un “turiyatita” (más allá del cuarto).
161. A fin de estabilizarse en “turiya” (el cuarto) usted debe conocerlo como el principio del nacimiento (el conocimiento “Yo soy” en su pureza absoluta). “Turiya” es siempre descrito como el estado de testigo que ve a través del despertar, soñar y sueño profundo. Y el “turiyatita” es incluso más.
162. La convicción de que este mundo nunca existió sólo puede suceder a “Parabrahman” (el Absoluto). Si esta en efecto es su convicción, entonces usted es el “Parabrahman”.
163. Concéntrese en su eseidad (el conocimiento “Yo soy”) hasta que se haya establecido en ella, sólo entonces será capaz de trascenderla. Una vez que usted hace esto no será afectado por sus deseos, los habrá trascendido.
164. El “Yo soy” en su pureza absoluta es algo que no puede ser puesto en palabras, es el conocimiento, la conciencia antes del pensamiento. Usted sólo tiene que “ser”. Establecerme en la conciencia “Yo soy” es todo lo que es importante. Más tarde usted también trascenderá la “yosoidad”.
165. Yo sé que “yo” nunca fue, esta “yosoidad” nunca estuvo allí para mí. Yo soy el estado aún no nacido.
166. Si lo prefiere, puede tomar el “Yo soy” como su destino. Cuando usted mora en el destino como “Yo soy”, comprende que no es su muerte, sino la desaparición del “Yo soy”. Usted sólo more en ello, y esto le contará su propia historia.
167. La identidad del cuerpo no puede obtener este conocimiento, el conocimiento “Yo soy” debe obtener este conocimiento “Yo soy”, cuando el conocimiento mora en el conocimiento es la transcendencia del conocimiento.
168. El “Yo soy” es la forma más pura de atributo (puede decirse hasta que esto no tiene atributo). Cuando hasta este atributo puro se va, es el “Parabrahman”. “Brahman” (Dios o “Yo soy”) ,significa que las “noticias” han llegado. Cuando estas “noticias” se han ido, es el “Parabrahman”. Que usted existe es el conocimiento primordial.
169. Esta consciencia “Yo soy” es grande, pues ella crea el enorme mundo, pero usted es mayor, ya que usted es la realidad detrás y más allá de esta consciencia “Yo soy”.
170. Usted es la realidad, usted es el “Parabrahman” (Absoluto), así que medite en esto y recuérdelo, y finalmente la idea “Yo soy el Parabrahman” también le abandonará.
171. El “Yo soy” es objetivo, es el “Yo soy” que investiga y es el “Yo soy” que se despliega a sí mismo y se estabiliza en la eternidad. Hágase uno con “Yo soy”, después lo trascenderá, entonces “Yo” el Absoluto no soy el “Yo soy”.
172. Antes de que usted ocurriera a sí mismo como “Yo soy” estaba en el estado más alto- el “Parabrahman”. Su caída comenzó con la aparición de esta eseidad, “Yo soy”. Con la aparición de este conocimiento “Yo soy”, la siguiente caída fue al abarcar el cuerpo como “Yo soy”. Y luego usted juntó tantas cosas en usted mismo. Aférrese al estado de conocerse a usted mismo como “Yo soy” como la verdad. Todos las otras cosas que ha reunido para usted son irreales.
173. Cuando usted trasciende el conocimiento “Yo soy”, el Absoluto prevalece. El estado es llamado el “Parabrahman”, mientras el conocimiento “Yo soy” es llamado Brahman. Este conocimiento “Yo soy” o eseidad es una ilusión. Por lo tanto, cuando el Brahman es trascendido, sólo el “Parabrahman” es, en el que no hay ni siquiera un rastro del conocimiento “Yo soy”.
174. Su estado Absoluto eterno anterior a la eseidad, cuando el mensaje “Yo soy” no es, es sumamente significativo. ¿Quién habría atestiguado el mensaje “Yo soy”, si su estado primordial de no-eseidad no fuera?
175. (i) Usted es el conocimiento “Yo soy”. Así que si usted quiere hacer adoración, adore aquel conocimiento “Yo soy”. Sea devoto sólo a aquella “yosoidad”. Cuando usted hace esto, los otros rituales se vuelven redundantes e inútiles.
(ii) Entonces, cuando usted está estabilizado en el “Yo soy” comprende que todo es inútil, todo es “Brahman”, lo que significa que usted está en el nivel de “Parabrahman” (Absoluto).
    (iii) En aquel nivel usted verá incluso al “Brahman” como inútil, el “Brahman” también es reducido a la ilusión. Por lo tanto, todas estas conversaciones, incluyendo las mías, serán reducidas a ilusión cuando usted alcance lo más alto.



********




Referencias
1. Yo soy Eso por Maurice Frydman
2. Semillas de Conciencia corregido por Jean Dunn
3. Antes de la Conciencia corregido por Jean Dunn
4. Conciencia y el Absoluto corregido por Jean Dunn
5. La Experiencia de la Nada corregido por Robert Powell
6. El Néctar de la Inmortalidad corregido por Robert Powell
7. La Medicina Última corregido por Robert Powell
8. Más allá de la Libertad corregido por Maria Jory
9. Fragmentos de Nisargadatta corregido por Señal al Oeste
10. Yo soy no nacido corregido por Pradeep Apte.