domingo, 25 de septiembre de 2011

Auto-indagación y Auto-observación

Auto-indagación y Auto-observación
Las Dos Alas del Auto-descubrimiento

Visarganath






Auto-indagación (vichara) y Auto-observación (vidarshan) son las dos alas que llevan a un Kaula Nath a lo más alto del Auto-reconocimiento.

Auto-indagación

El Sendero de la Auto-indagación está claramente perfilado y explicado por Shree Ramana Maharshi, y es usado por muchos maestro contemporáneos. Básicamente consiste en hacer la pregunta: "¿Quien soy yo?". ¿Quién es este que experimenta esta vida de dolor y placer, sufrimiento y alegría? ¿Quién es este que lee este texto? ¿Quién es este que se maravilla, quién está leyendo este texto?
Shree Ramana Maharsi dice que todas estas preguntas conducen hacía atrás a un Yo-pensamiento, o mejor dicho, Yo-sentimiento subyacente a todos ellos, el sentimiento de YO SOY. La primera idea que surge en un ser consciente es el pensamiento YO SOY. Después relacionamos este YO SOY con lo que nos rodea: YO SOY un hombre, YO SOY una mujer, YO SOY un hijo, YO SOY una madre, YO SOY un maestro, YO SOY un esclavo, etc. YO SOY es el primer pensamiento que surge de las profundidades de nuestro ser.

Si logramos permanecer en este YO SOY, sin lo otro, y pasar por la puerta sin puerta del "YO", alcanzaremos el estado de YO SOYDAD, como dice Osho. Este estado de YOSOYDAD es lo que los Sahajiyas llaman sahaja: el estado natural, y que la gente del Zen llaman Tathata: Talidad, y los Kaula Nathas llaman Svecchachara: hacer la propia voluntad de uno. Cuando hemos descubierto la fuente del Yo, y llegamos más allá de ella, en las profundidades de la pura, ilimitada YOSOYDAD, libreS de todas las nociones e ideas de la mente, nos hacemos realmente libres.
Esta indagación de la verdadera naturaleza de nuestro ser es el corazón de la meditación. Es todo lo que es la meditación: alcanzar el centro interior de la consciencia y descubrir la consciencia una que es la base de todo.


Auto-observación

Pero para el Kaula Nath no iluminado y que lucha por abrirse camino en el la esencia del ser puede parecer casi imposible. Precisamente aquí entra la práctica de la auto-observación. Osho ha explicado que en su camino de meditación uno tiene que trabajar tanto con el centro de la meditación como con la circunferencia de la meditación.
En la auto-observación no hacemos nada en particular aparte de únicamente observar lo que sucede, siendo sólo un testigo. Trabajando con la circunferencia de la meditación (cuerpo, pensamientos y emociones) tenemos primero que observar y familiarizarnos con sus actividades naturales y espontáneas. En este observar el cuerpo, pensamientos y emociones, descubriremos dos cosas importantes: una, que todas estas actividades continúan incluso sin que interfiramos en ellas. Aunque no sea consciente, mi cuerpo digiere la comida y se reconstruye, lo hará así. Incluso si no participo en la corriente contínua de pensamientos, ella continuará por sí misma. Y lo mismo es con las emociones.

Con esta comprensión uno descubre que todo esto- el cuerpo, los pensamientos y las emociones- son como objetos de los cuales soy consciente, ellos no son yo. Tengo un cuerpo, pero no soy el cuerpo. Tengo pensamientos pero no soy mis pensamientos. Tengo emociones pero no soy mis emociones. Pero, si no soy mi cuerpo, pensamientos y emociones, ¿quién soy yo entonces? ¿Quién soy yo?
Aquí nos remontamos a la primera práctica de la auto-indagación.
En mi propia vida encuentro estas prácticas de gran beneficio e importancia. Como Kaula Nath trato de hacer de cada situación una situación de aprendizaje para profundizar más en mi consciencia y ser.

Habiendo sido un Swami del Movimiento Neo-Sannyas durante muchos años, encuentro gran inspiración en estas palabras de Osho:
“Me gustaría mis sannyasins vivieran la vida en su totalidad, pero con una condición absoluta, una condición categórica: y aquella condición es la consciencia, la meditación. Ve primero profundamente en la meditación, entonces puedes limpiar tu inconsciente de todas las semillas venenosas, así no hay nada para ser corrompido y no hay nada dentro de ti cuyo poder pueda hacerlo nacer. Y después haz lo que tu sientas que quieres hacer.”



Osho, Dhammapada: el Camino de Buda, volumen 6. Número 40


Pienso que los Swamis del Movimiento Neo-Sannyas y los Kaula Nathas comparten muchos rasgos comunes, aunque se diferencien en que el primero está basado en la magick y la maestría, y el segundo está basado en la devoción y la entrega. Ambos caminos son buenos aunque la combinación de los dos pueda ser una cosa saludable.
(De los cuadernos de Visarganath, abril de 2008)